El PSOE de Jerez pide a los representantes sindicales que bajen el clima de tensión

Recuerdan que la táctica del insulto y la coacción “recuerdan a tiempos pasados olvidados en la ciudad”

Los socialistas piden que los representantes sindicales bajen el clima de tensión y aprovechen la mesa de negociación para reivindicar democráticamente sus derechos.

Mamen Sánchez - Miriam Alconchel

Ante el intolerable clima de tensión que ciertos representantes de los trabajadores en el Ayuntamiento de Jerez están intentando imprimir en el seno de la mesa de negociación del Plan de Ajuste, el PSOE-A de  ciudad ha vuelto hoy a llamar a la calma para reclamar que los actos intolerantes y los insultos desaparezcan definitivamente de un proceso “con el que se únicamente se intenta garantizar la estabilidad laboral y económica del Consistorio jerezano”.

Así los socialistas han condenado nuevamente el ambiente beligerante y han tildado de “vergonzosos” los insultos y calificativos vejatorios lanzados ayer por algunos sindicalistas contra el Gobierno socialista de Jerez “con claros tintes machistas a todas luces injustificables”, aseguraron.

En cualquier caso el Partido Socialista de Jerez ha manifestado su respaldo absoluto al equipo de Gobierno cuyo objetivo último no es otro que el de “velar por los intereses públicos, la estabilidad laboral de los empleados de la administración local y la regularización de la situación económica del Ayuntamiento de Jerez”.

Con todo desde el Partido Socialista se recuerda que “no fue precisamente el PSOE  quien aplicó un ERE arbitrario a más de 260 de trabajadores municipales, sino la derecha más rancia representada por el PP” por lo que “aplicar la ley para que se cumpla la jornada laboral de 37,5 horas semanales y hacer que los trabajadores desarrollen sus obligaciones no debe representar ningún problema más allá de los intereses particulares y partidistas de cada uno”.

“La táctica del insulto y la coacción además de recordar a tiempos pasados felizmente olvidados no es el método más apropiado para reivindicar derechos de forma democrática y demuestra que, a falta de argumentos de peso, se tiene que recurrir a estas prácticas incívicas”, sentenciaron.