IU considera que el Presupuesto incluye gestos pero no refleja cambio de modelo

La formación entiende que falta determinación política para ir más allá de sofocar problemas

Izquierda Unida valora positivamente el aumento del gasto social, especialmente en vivienda, aunque haya sido la amenaza de disolución de EMUVIJESA la que ha forzado a incrementar esa partida, la apuesta por el mantenimiento y la reparación de colegios, la renovación de parte de la flota de autobuses, el aumento de partidas para actividades en las barriadas rurales, el mantenimiento de parques infantiles, el reconocimiento de la Oficina de Atención al Ciudadano, el apoyo al comercio justo o el incremento del gasto de atención a la discapacidad. Sin embargo, a juicio de IU, no es suficiente. Y no lo es porque, más allá de recortar algunas partidas de gasto superfluas o prescindibles para aumentar otras que eran dignas de recibir una mayor atención, el Presupuesto de 2016 carece de política y de grandes decisiones que permitan variar el rumbo de esta ciudad.

Raúl Ruiz-Berdejo, líder de IU Jerez.
Raúl Ruiz-Berdejo, líder de IU Jerez.

Según Raúl Ruiz-Berdejo, Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, “el Presupuesto Municipal de una ciudad como Jerez, con los problemas que tiene, no puede limitarse a una apuesta, más o menos eficaz, de los recursos. Debe profundizar en la política y en la toma de decisiones de una mayor complejidad o profundidad.

Asumir que el margen para hacer política es exiguo supone aceptar que los ayuntamientos son meros administradores de recursos, algo que una ciudad como Jerez no puede, ni debe tolerar. De ahí que IU haya puesto encima de la mesa medidas que, además de mejorar los servicios que presta el Ayuntamiento, permitirían generar un ahorro de millones de euros, ampliando el margen para, desde la política, sentar las bases de un verdadero cambio de modelo.”

IU hecha en falta la puesta en marcha de proyectos como el Plan de Eficiencia Energética, un trabajo que podría haber generado un ahorro superior al millón de euros al año en la factura de la luz, la municipalización de la Ayuda a Domicilio, que generaría un ahorro superior a los 700.000 euros, pero que el Gobierno ha decidido postergar un año, renunciando a ese ahorro en beneficio de alguna empresa privada, la apuesta por el Suministro Mínimo Vital de Agua, que podría generar un ahorro muy por encima del medio millón de euros en el pago de facturas  y reenganches, tratando el acceso al suministro como un derecho, o la renegociación de la deuda, que permitiría reducir el capítulo anual dedicado al gasto financiero.

Con la puesta en marcha de estas medidas, insistentemente demandadas por nuestro Grupo Municipal, se hubiera podido apostar por un potente plan de formación para el empleo e incluso contemplar inversiones que permitieran al Ayuntamiento actuar como el motor que la ciudad necesita, liderando la apuesta por un verdadero cambio del modelo.

Del mismo modo, IU lamenta que el Presupuesto Municipal y la modificación del Plan de Ajuste no contemplen la reincorporación de todos los afectados por el ERE, partiendo de la premisa, defendida por el Gobierno, de que sólo pueden reincorporarse 91 de ellos.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, que no comparte esa perspectiva, considera que la exclusión de más de una veintena de trabajadores, por cuenta y riesgo del Gobierno Local y sin que el Pleno pueda pronunciarse sobre el conjunto de los afectados, lleva implícita una flagrante vulneración del procedimiento y que excluirlos del Presupuesto y el Plan de Ajuste supone condenar a más de veinte trabajadores, antes incluso de que el Pleno haya podido manifestarse sobre todos ellos, algo que el Gobierno Local parece interesado en evitar.