Galván en Las Ventas paga el triunfo con sangre

El de San Fernando abre temporada en Madrid junto a Curro Díaz y Juan Ortega

Es Domingo de Ramos, por lo que se abre la temporada en Las Ventas. En tarde fría y con llovizna, lucen los carteles los nombres de Curro Díaz, David Galván y Juan Ortega, éste para confirmar la alternativa. Al acabar el paseíllo se guarda un minuto de silencio por las víctimas del accidente de autobús de esta mañana. Están anunciados toros de Gavira, que a la postre resultan, bajo morfología de respeto, mansos de libro.59949829674064_n - copia - copia

El toro que le toca a David Galván pesa 495 kilos y lleva el nombre de Verdiales. Está bien presentado, es hondo y lleva buena cornamenta, pero sale con trote cochinero y refrenándose. A los primeros capotes huye y se va a toriles. David quiere saludarlo pero el animal insiste en huir y tiene que ser citado en la boca de riego.

Tras recibir el primer puyazo, haciendo girar al caballo, sale de naja y luego corretea a lo largo de toda la circunferencia. Por segunda vez va al caballo medio al relance y sale rebrincado nuevamente. Por tercera vez acude, para un pinchacito, y nuevamente se repucha. David pide el cambio y el presidente accede.IMG_2227

Los dos banderilleros van con el mismo color en el traje, sangre de toro con plata. El primer par, a cargo del ubriqueño Miguel Ángel Sánchez, queda con habilidad arriba aunque trasero y el toro sigue a lo suyo, a corretear. Rafael Limón, el tercero de la cuadrilla, pone un par de cualquier manera. Por fin, el tercer par, de Sánchez, es bueno, haciendo él todo lo que no hace el toro, con las banderillas reunidas arriba y en su sitio.IMG_2238

David decide recibir en los medios con el cambio por la espalda y es arrollado; se levanta y parece que puede estar herido porque cojea un poquito, pero se va a por el toro. Nos ofrece en el mismo centro tres series con la derecha, insistentes y de torero en redondo, muy aplaudidas. Cambia a la mano izquierda. La sangre del torero cae por la pierna, del gemelo para abajo, pero él se mantiene firme en la cara del toro. Al natural despliega algunos buenos pases que despiertan los olés del público y detrás una serie larga de circulares, que acaban con un desplante y el público agradece con sus palmas. Tras coger el estoque avanza hacia el toro arrastrando la pierna derecha; se ve que va con molestias. Después de una minuciosa preparación para la estocada, ésta queda un poquito tendida y el toro, al salir del embroque, pierde las manos, partiéndose la derecha; queda un tanto amorcillado y acaba buscando tablas aunque anda con dificultad. Tarda un poquito en caer, el toro no está muerto porque, con la pata partida, quiere seguir andando; la estocada no es tan eficaz como parecía. Suenan los dos avisos antes de que el toro acabe doblando en las tablas.IMG_2286

Hay petición de oreja y el presidente la concede. En el arrastre hay división de opiniones, unos silban al toro y otros lo aplauden. Después de dar la vuelta al ruedo con la oreja, David se va a la enfermería caminando por el callejón. No vuelve a salir.IMG_2304

Curro Díaz corta oreja y oreja y, tras abreviar en el que era de Galván, abre la primera Puerta Grande de la temporada. Juan Ortega se queda con saludo y silencio.

Acudo a la puerta de la enfermería para ver el parte; éste dice que “David Galván García, de 23 años, natural de San Fernando (Cádiz), ha ingresado con herida por asta de toro en tercio medio cara interna de pierna derecha, con orificio de salida por cara externa, que produce destrozos en músculos soleo y gemelos. Distensión en inserción de abductores de MII. Es intervenido quirúrgicamente en Enfermería de la plaza de toros. Pasa a San Francisco de Asís con cargo a La Fraternidad. Pronóstico Reservado. Fdo.: Dr. García Padrós.”. A la par que yo, allí están leyendo el parte los padres del torero, el anterior alcalde de su ciudad, el maestro Antonio Pérez, de la Escuela de San Fernando, y el cronista Sergio Pérez. Sabemos que el triunfo se ha pagado adecuadamente.

No hay comentarios