El Jerez vs el Sherry

Beltrán Domecq: “Hay que hacer entender que el Jerez es un vino, no un licor”

 Por Francisco José Becerra 

Una frase significativa lanzada taxativamente por el presidente del Consejo Regulador de Jerez en Julio de 2015, creo una expectación inusitada hacia la visión del mercado exterior. Sin duda es un comienzo, un golpe en la mesa que hacía falta. Porque, no es normal señoras y señores que vayamos a un país como Suecia, Francia, o Alemania y encontremos en muchos o casi todos los supermercados y establecimientos, nuestros generosos apartado de la sección de Vinos y situados en los stand de ‘licores’. Muchos aluden esta situación a la graduación, sin embargo otras Denominaciones poseen vinos de hasta 14 grados en los puestos de Vinos de España.

Beltrán Domecq: “Hay que hacer entender que el Jerez es un vino, no un licor”
Beltrán Domecq: “Hay que hacer entender que el Jerez es un vino, no un licor”

Y por ahí andan los tiros, a los consumidores del Jerez (sí, en mayúsculas como pienso tiene que ser al referirse a esta Denominación) de los diferentes países europeos, les gustan nuestra gama denominada ‘Generosos de Licor’. Es decir, los Cream, Medium o Pale Cream. ¡Maravilloso! Eso sí, menos el ‘Pale’, todos superan los 15 grados de volumen alcohólico. Ese es el Sherry, -así es como se le conoce a esta gama en la mayoría de los países-. El vino de las abuelas inglesas que tenían en la alacena, mueble bar o yo que sé, para tomarse la copita y cantar el “God Save the Queen”. Pregúntele a la abuela si sabe que es un ‘Palo cortao’ ¿Esto es un Sherry? –De los mejores para mi gusto- ¡You’re a ‘crack’ Mr Charlie! This wine is different sherry, ok? -Ok, abuela-.

En el mercado extranjero, todos sabemos que se ha adaptado el Jerez al consumidor. Pero eso no quita que los generosos de licor también se crían en Jerez, no se hace como una bebida refrescante de cola ni de limón ni naranja, lleva un proceso, una elaboración cuasi artesanal. En botas jerezanas de madera de roble americano duermen años hasta ser estabilizado en depósitos y embotellado para su consumo.

Pero os cuento una anécdota y precisamente no fue en el extranjero, recuerdo todavía el día que llegué a un supermercado de Sevilla y se me acercó un británico para que le dijese donde podría encontrar un buen vino y le llevé amablemente a la zona de jereces, justo en ese stand y con un oloroso de categoría en sus manos, me comentó que quería un vino español y de verdad. Mi contestación en inglés ‘tarzaniano’ fue, que si ese vino no le parecía de verdad que bebiese mejor cerveza. ¡Go to drink birra ‘Mahareta’!

En nuestra tierra, los generosos de licor, muchas veces parecen los grandes olvidados en las catas, puede que se incorpore el Cream, ese tipo de vino de la conocida gama clásica de Jerez que hasta hace muy poco se le denominaba ‘Oloroso Dulce’. Pero todavía es más difícil encontrar algún sitio en nuestra ciudad para consumir un Medium o un Pale, y, ya no os digo nada para hallarlos en otras poblaciones cercanas. Es como si invirtiéramos la búsqueda de un Palo Cortado, Oloroso, Fino o Amontillado en Londres. Sería más complicado, sin duda, que encontrar esos ‘Sherries’ de licor.

vinos-jerez-2

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, pero todos sabemos que el Sherry está infravalorado por mucho de sus consumidores, tal vez por desconocimiento, tal vez por descuido en su valoración, no lo sé. Pero esas palabras del presidente del Consejo Regulador dan confianza, aliento para nuestros generosos. Compaginar el llamado Sherry con el Jerez, para que poco a poco sea una solución. Atraer al consumidor de dulces hacia los secos, y hacer ver de una vez por todas las posibilidades de toda una gama de vinos envidiable que se puede alternar en su consumo según el momento preciso.

El inconveniente y primer paso que creo se debería de dar, es que en nuestro mismo Jerez, y en el mismo Marco, se debería apostar por una representación real de todas sus gamas en más de un establecimiento, tantos del Sherry como del Jerez, porque aquí en nuestra tierra, debe de ser lo mismo.