Mamen Sánchez y el Pacheco’s style

Recurrir a un clásico, sea en el ámbito que sea, te asegura el no fallar. No se arriesga, no se gana, pero no se pierde. Es una opción a la que también recurren los políticos en situaciones de crisis pero, cuando se trata de rozar la legalidad o de, incluso, sobrepasarla, se convierte en una decisión que no trae nada bueno.

Pedro Pacheco - Mamen Sánchez

Y en este dilema parece que se encuentra la alcaldesa del PSOE, Mamen Sánchez, que se está viendo acorralada entre la ilegalidad de la readmisión de los trabajadores afectados por el ERE municipal y sus promesas continuas, generando unas expectativas que, por lo que se ve, no tiene el respaldo de la Ley.

Así, atrapada en esta encrucijada, forjada por ella misma, la alcaldesa ha tenido un arrebato y ha rememorado a un clásico, el Pacheco’s style, que protagoniza esta historia de palacio.

Al parecer,  en una reunión con sus técnicos de confianza, Mamen Sánchez pudo haberles pedido, una vez más, que buscaran la solución jurídica para la incorporación de los trabajadores del ERE. Ante la negativa de los técnicos y las explicaciones de las imposibilidades legales, ha trascendido de esa reunión que Mamen Sánchez, en un momento de impotencia, podría haber hecho un comentario que pone los pelos de punta y que le puede acarrear muchos problemas.

Según las fuentes, podría haber indicado que, si fuera necesario, se hicieran las cosas como se hacían antes, en una clara referencia a la anarquía normativa que se habría seguido en materia de personal en la época del exalcalde, Pedro Pacheco, aunque no se dieran los requisitos legalmente exigibles.

Acordándose de Pacheco o no, lo que está claro es que Mamen Sánchez se encuentra en una tesitura muy difícil. Si finalmente no encuentra el resquicio legal al que agarrarse para cumplir con su promesa electoral, la alcaldesa socialista tendrá que reconocer a los afectados del ERE que les ha mentido o, en un acto de desesperación, atreverse a cometer una ilegalidad que le puede llevar a seguir los mismos derroteros que su antecesor en el cargo, Pedro Pacheco.