Renuncia el presidente del Consejo Social de la Ciudad

La alcaldesa convoca a sus miembros a menos de tres días del Pleno de Presupuestos

Aún no se les ha solicitado el informe preceptivo que recoge la Ley de Grandes Ciudades

La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, ha presidido el Consejo Social de la Ciudad donde Intervención ha informado sobre las consecuencias y las noticias desfavorables que puede suponer para la ciudad la no aprobación del Presupuesto Municipal de 2016 en el Pleno de la Corporación del próximo jueves.

consejo-social-jerez-nov-2016

La convocatoria se produce justo la misma semana en la que la alcaldesa ha dado un ultimátum a los grupos políticos de la oposición para que apoyen el Presupuesto, una cuentas que ya han rechazado su principal socio de investidura Ganemos, PP y Ciudadanos.

Mientras Ganemos tiene pendiente celebrar su asamblea mañana, el PP, por boca de su portavoz, María José García-Pelayo, volvió a dejar claro, el pasado viernes, que no van a dar un cheque en blanco a unos Presupuestos que pasan obligatoriamente por la no subida de impuestos a los ciudadanos.

La regidora municipal que hasta hoy, lunes, no ha convocado a los miembros del Consejo Social de la Ciudad intenta a tan solo tres días del Pleno de Presupuestos  ganarse la confianza del Consejo pese a no haberle solicitado aún el informe preceptivo, aunque no sea vinculante, antes de someterlo a aprobación según estable la Ley de Grandes Ciudades.

En la cuenta atrás para un pleno que se presenta más que complicado, Intervención ha desgranado las obligaciones específicas, como la creación de un fondo de contingencia o el pago de las amortizaciones de los fondo ICO (18 millones de euros), entre otras, que debe recoger en el presupuesto; y ha expuesto el peligro que se cierne en el mantenimiento y equilibrio de los servicios municipales, así como sobre el futuro de varias empresas municipales y de la necesidad del traspaso de activos del Villamarta a una nueva fundación para su supervivencia. Unas obligaciones que sin presupuesto y sin planificación financiera no se pueden hacer, ha reiterado Intervención.

Además, ha explicado al Consejo Social que la falta de un presupuesto nuevo puede desembocar en la intervención del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La no aprobación del Presupuesto conllevará que todo sea negativo para el Ayuntamiento, ha concluido Intervención en la exposición del informe. Cabe recordar que el riesgo de Intervención no es una novedad en un Ayuntamiento con más de mil millones de deuda sometidos a continuos Planes de Ajusto, situación que es conocida por los miembros del Consejo Social de la Ciudad.

En otro orden de cosas, según se explica en la nota del Ayuntamiento, “el  Consejo Social ha iniciado su renovación para ser un órgano con mayor legitimación poniendo fin a la etapa anterior”. “Ahora, los cuatro miembros a designar por el Ayuntamiento, por primera vez, serán consensuados entre los grupos políticos municipales; propuesta que se llevará al Pleno de diciembre”. En la reunión de hoy han presentado su renuncia los tres de los cuatro miembros que habían sido designados directamente por María José García Pelayo (Lorenzo Amor ya había renunciado). Así dejan su cargo el presidente del Consejo, Rafael Padilla, el director de Cáritas Diocesana, Francisco Domouso, y el profesor titular de la Escuela Universitaria de la Universidad de Cádiz, Manuel Arcila. Al frente del Consejo Social queda el vicepresidente Juan Núñez, uno de los representantes de las entidades económicas y empresariales.

Tras las renuncias presentadas hoy de forma irrevocable, la alcaldesa Mamen Sánchez se ha apresurado a explicar que  “ante la nueva etapa del Consejo Social de la Ciudad, desea dar un impulso a este organismo ciudadano para conseguir una mayor participación en los asuntos municipales de interés para el conjunto de la ciudadanía y facilitar que puedan llevarse a cabo las funciones que el Consejo tiene encomendadas”. En este sentido, la alcaldesa se ha comprometido a introducir cambios e implantar medidas para conseguir que en adelante sea un órgano más activo y participativo.

Lo cierto es que, hasta la llegada del nuevo Gobierno, el Consejo Social de la Ciudad mantuvo un papel activo de forma independiente, implicándose en la vida diaria de la ciudad con iniciativas orientadas a la generación de empleo en la ciudad y emitiendo los correspondientes informes preceptivos en la aprobación de los Presupuestos.

A nivel de funcionamiento interno, y mientras se produce el proceso de renovación, las comisiones del Consejo Social van a tener reuniones con los tenientes de alcaldesa para conocer los planes de empleo de la Junta, dotados 5,3 millones de empleo, y para concretar las propuestas que se van a elevar al Gobierno central a cuenta de los 18,75 millones de los fondos europeos, la Edusi. Santiago Galván ha explicado que ya se han recibido 1.303 propuestas por parte de la ciudadanía.