La Fundación Secretariado Gitano apuesta por la formación

Su objetivo es incidir en la inclusión de la comunidad gitana

Collado se suma a la campaña ‘El tatuaje que más duele’ para la erradicación de prejuicios sociales

La Casa de las Mujeres ha sido escenario en la mañana de hoy de la jornada ‘Claves de la inclusión social de la comunidad gitana’, organizada por la Fundación Secretariado Gitano coincidiendo hoy con la conmemoración del Día del Pueblo Gitano Andaluz.

fundacion-secretariado-gitano-jerez

El contenido de la jornada cuenta con tres apartados, relacionados con el acervo cultural del gitano andaluz, el Programa Calí y la mujer gitana, y la campaña ‘El tatuaje que más duele’.

La apertura del acto ha estado a cargo de la teniente de alcaldesa de Igualdad, Acción Social y Medio Rural, Carmen Collado, junto al coordinador de la Fundación Secretariado Gitano, Francisco Agarrado. Collado ha destacado que “siempre es un placer colaborar con vosotros y participar en cualquier actividad del Programa Calí.

Se trata de eventos con los que aprendemos, tanto con las actividades como con todo el trabajo que hay detrás, en una labor a favor de la comunidad gitana, y de su idiosincrasia, que se merece nuestra más sincera enhorabuena”.

En la mañana de hoy, Carmen Collado se ha sumado a la campaña ‘El tatuaje que más duele’, una iniciativa que está logrando a nivel nacional un gran seguimiento a través de las redes, y que tiene el objetivo de eliminar los prejuicios que todavía existen en algunas personas contra la comunidad gitana.

Tras la presentación, a la que ha asistido el alumnado de 4º de Criminología, han tomado la palabra las técnicas de la Fundación Secretariado Gitano Isabel González, Felipa Medrano y Elisabeth Marín para abordar el tema de la Igualdad y la mujer gitana.

El ‘Programa Calí’ (programa mujer gitana en caló) es una herramienta más que la Fundación Secretariado Gitano pone en funcionamiento y que se une al Programa Acceder, de empleo, y al Programa Promociona, de educación.

El Programa Calí ha sido diseñado para mujeres gitanas con un determinado perfil: madres jóvenes menores de 30 años sin recursos económicos, con potencial de inserción en el mercado laboral.

El programa se impartirá durante un año en 28 ciudades de España con la novedad de que veinticinco del personal técnico son mujeres gitanas con estudios superiores.