Rivero gana la final provincial de escuelas

Clavijo, de Algeciras, y Caro, de Jerez, completan con el isleño el podio de la novillada celebrada en El Puerto

El Puerto de Santa María (Cádiz), 20 de noviembre de 2016. Novillada final del Concurso Provincial de Escuelas. Cielo encapotado y chubascos esporádicos. Cuatro mil espectadores. Ameniza la Banda Maestro Dueñas.

Novillos de Santiago Domecq, procedentes de la finca Garcisobaco, bien presentados y de buen juego en general. En el arrastre, el tercero recibió aplausos y el cuarto, una vuelta al ruedo.

José Ibáñez: pinchazo y entera tendida con cuatro golpes de descabello tras aviso; ovación con petición.
David Merino: pinchazo y dos estocadas (la segunda, costalera); silencio.
Clavijo: dos pinchazos y estocada honda; una oreja.
Jesús Rivero: pinchazo y entera; dos orejas.
José Luis Sánchez: pinchazo y casi entera tendida; ovación saludada desde el tercio.
Alejandro Cano: pinchazo y dos estocadas costaleras con un descabello; silencio.
Juan Manuel Caro: estocada arriba; una oreja.
Cristian Parejo: pinchazo y entera baja con siete golpes de descabellos tras dos avisos; silencio.

Incidencias: a la entrada hubo recogida de alimentos con destino a Cáritas local; en el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del torero portuense Celso Ortega, fallecido recientemente. Al finalizar, se entregaron trofeos a los tres primeros clasificados, Rivero, Clavijo y Caro. Rivero salió a hombros.

Se superaron las amenazas y se abrió la Plaza Real. Una amenaza era de la meteorología, que vaya mañanita se presentó para un festejo taurino, pero la gente tenía ganas de toreo y los chavales tenían más ganas todavía.

minuto-de-silencio

La otra amenaza venía de la empresa que los portuenses tienen que soportar; soportan la amenaza y soportan la empresa. Ni una colaboración, ni un permiso y que las escuelas se busquen la vida. Hasta los mulilleros tenían que arrear a las mulas dándoles en el anca con la palma de la mano porque incluso las trallas les negaron. Eso sí, en el callejón había mucha gente, demasiada, tanto que las personas innecesarias molestaban a las necesarias. Entre las necesarias se encontraba el alcalde, que ocupaba su burladero, junto al concejal y al diputado provincial del ramo; la afición se lo agradece.

David de la Encina, alcalde de El puerto de Santa María
David de la Encina, alcalde de El puerto de Santa María

Ibáñez (de la escuela de Campo de Gibraltar) recibe con un tercio de capote largo; él mismo pone banderillas; brinda a José Luis Galloso; en la faena hubo buenas tandas por la derecha y sufrió algún desarme y algún revolcón sin consecuencias. Merino (de la escuela de La Gallosina, aunque se forma en la de Badajoz) recibe a portagayola y lancea, garboso, en la boca de riego; hizo quite tras el que correspondió al tercero del cartel; brinda al cielo y al público; la muleta se basa en la derecha, porque con la izquierda hay dudas, acompañadas de desarmes.

3-ibanez-y-merino

Clavijo (de la escuela de Algeciras) no tiene historia en el capote; brinda a José Luis Galloso; anda bien delante de la cara del novillo, jabonero, el cual va a más; hay pases por bajo, garbosos, cambios de mano y desplante de rodilla; incluso un desarme es resuelto toreramente. Rivero (de la escuela de San Fernando) recibe en tablas; brinda a su abuela; hay buena serie de inicio de faena toreando con la mano izquierda y la espada montada; después se pone al natural con la misma izquierda; practica un toreo vertical y asentado que levanta el entusiasmo del público; en labor muy emotiva, torea por bajo y regala algún cambio por la espalda antes de matar con la izquierda.

4-clavijo-y-rivero

Sánchez (de la escuela de Ubrique) se va a portagayola y luego, de recibo, lancea al paso a un abanto; brinda al alcalde; el inicio es por bajo avanzando a los medios y luego hay dos tandas por la derecha pero el animal no humilla y anda distraído; con la izquierda enseguida empieza a rajarse, obligando a la lidia en tablas; se finaliza con buenas manoletinas. Cano (de la escuela de La Línea) no deja ver gran cosa en el capote; brinda al público; en la muleta el novillo, noble, acude rápido, hace el avión y repite, permitiendo la ligazón; tres tandas por la derecha se siguen con tandas izquierdas de mano baja, pero el animal está por encima.

5-sanchez-y-cano

Caro (de la escuela de Jerez) recibe con lances elegantes avanzando y dos medias abelmontadas, mientras la lluvia arrecia; empieza la faena con pases largos, incluyendo uno de pecho casi circular, pero el novillo es difícil y provoca algún desarme y algún revolcón; hay buen acople por la derecha con trincherazo incluido; por la izquierda no hay tanto asiento porque el bicho desarrolla genio y al final se declara rajado; la tanda final es por molinetes.

6-caro-y-parejo

Parejo (de la escuela de Chiclana) se las ve con un añojo colorado que sale con patas; lancea en los medios y se mueve con torería; hace quite por tafalleras, chicuelina y media; brinda al alcalde; el inicio de faena es con trincherazos; en la boca de riego, con la derecha torea por alto y con la izquierda cita de largo a un animal que se desplaza; sin embargo éste empieza a rajarse; hay alternancia de manos y se termina por bernadinas.

7-los-tres-triunfadores

El presidente de Cáritas dio, por los altavoces de la plaza, las gracias al público por su colaboración en la aportación de alimentos. Parece que Cáritas de El Puerto no se comporta como Cáritas de Salamanca, que ha rechazado el producto de una venta de bolígrafos ofrecido por la Juventud Taurina de allí. Aquí se aceptan los alimentos que los portuenses han depositado en la entrada, aunque alguien puede pensar si más de uno se ha negado a colaborar en vista del rechazo salmantino. No olvidemos que el mundo del toro es solidario y caritativo, desde siempre, y si no puede ayudar por un lado ayudará por otro. El que se puede gastar un dinero en una entrada a la plaza no se olvida del que no puede gastárselo en necesidades más básicas. Como para que venga un cualquiera a cortocircuitar esa comunicación de ayuda…

No hay comentarios