Investigan cobros de prejubilaciones de altos cargos y del exgerente (PSOE) del Consorcio de Bomberos

El sindicato de Bomberos tuvo que poner en conocimiento en la Fiscalía de Cádiz los hechos tras la no respuesta por parte del expresidente del ente, Andrés Beffa

La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) investiga presuntos cobros de prejubilaciones por parte de altos cargos y del anterior gerente socialista del Consorcio de Bomberos, Andrés Beffa. El Sindicato de Bomberos de Cádiz (SBC) puso en conocimiento al Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz a través de una denuncia presentada en 2013 informando de la contratación de un seguro con dinero público para estos pagos por parte de los antiguos gerentes del ente.

consorciobomberos

La policía ya ha registrado las oficinas centrales del Consorcio de la capital gaditana por orden de la jueza de este tribunal. En nota de prensa el sindicato informa que los hechos son “una presunta estafa de un seguro diferido con participación en beneficios” una especie de “seguro de jubilación”. El SBC tuvo conocimiento de este seguro en el año 2011 a través de unas pólizas que recibieron los Bomberos, emitidas por la compañía aseguradora AVIVA, donde observaban, entre otras cosas, unas “diferencias abismales” entre unos beneficiarios y otros. Tras pedir explicaciones al entonces presidente del CBPC, Andrés Beffa (PSOE), y no obtener respuesta, se consultó con la asamblea de afiliados, viéndonos en la obligación de poner en conocimiento de la Fiscalía de Cádiz estos hechos, abriéndose Diligencias de Investigación Penal.

Dicho seguro entró en vigor una vez firmado el Acuerdo Regulador 2009-2018 de los empleados públicos del CBPC. Acuerdo firmado entre los dirigentes del Consorcio y el sindicato CCOO. En esos 10 años según nuestros datos se jubilarían aproximadamente unos 65 funcionarios a los cuales les afectaría directamente este seguro. Entre los beneficiados estarían el que era Gerente del CBPC en el momento de la firma del citado acuerdo y algunos técnicos, que según nuestros cálculos se embolsillarían más de 300.000 euros cada uno, sin olvidar a los que eran presidente y secretario de la Junta de Personal del CBPC en aquella fecha, ambos miembros de CCOO, que también se beneficiarían del lucroso negocio. Recientemente pudimos leer en prensa como el Sr. Morales expresidente de la Junta de Personal, aunque él dice ser en la actualidad el presidente, como confesaba la retirada del 1% del presupuesto del Consorcio de Bomberos de Cádiz durante varios años y que lo hacían porque si no se perdería el dinero. Por lo visto, o dispone de información privilegiada o da la impresión de que está improvisando una respuesta a una gestión que carece totalmente de transparencia.

Con la firma del seguro AVIVA los funcionarios del Consorcio que se pueden acoger al R.D 383/2008 donde se reduce a los 60 años la edad de jubilación de los Bomberos, recibirían una compensación económica hasta los 65 años. Ahí es donde observan “esas diferencias abismales puesto que en ningún caso los Bomberos llegamos a la pensión máxima que marca la ley incluyendo esa compensación del seguro una vez jubilado. No ocurre así con los mandos, desde Jefes de parques hasta el Gerente, pasando por Subinspectores, Inspectores e Intendentes-jefes de zona, donde superan en sus nóminas con creces la pensión máxima marcada por ley, 2.560€ en el año 2015”.

Con ese seguro aún sin padecer los efectos de la profesión de Bombero como indica el R.D 383/2008 “Trabajos de naturaleza especialmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre” puesto que ellos no están en los turnos de los Bomberos, se acogen sin problema al RD ganando lo mismo que en activo. El SBC entiende que incluso algún técnico se reincorporó al trabajo activo después de una especie de “segunda actividad” que disfrutaban en el anterior Acuerdo Regulador 2004-2008 para poder llevarse tajada del seguro en cuestión.

Este sindicato desconoce de dónde sacó el Consorcio en el año 2010 esos varios millones de euros que supuestamente costó el seguro, pero se temen “mucho” que pudieron salir de la eliminación de la segunda actividad que según la LEY 2/2002, de Gestión de Emergencias de Andalucía, tienen derecho a tener los Bomberos al perder las facultades psicofísicas para el desarrollo de nuestras funciones. “No es difícil entender que los que realizamos labores físicas y nos montamos en los vehículos de Bomberos ofreciendo nuestro servicio al ciudadano somos los que nos afecta la eliminación de esa segunda actividad amparada por la ley”, sostienen.

Por último, señalan que el anterior presidente del Consorcio, Fernando García (PP), tenía constancia de este seguro pero a día de hoy, según dicen, no hizo nada al respecto. Por su parte, el actual presidente del CBPC, Francisco Vaca (PSOE), están seguros de que está al corriente del asunto, y del caso de que no fuersa así se lo harán saber en la próxima reunión lo que no conocen es las actuaciones al respecto.