Úrsula López, Tamara López y Leonor Leal muestran el lado flamenco de Julio Romero de Torres

Las tres bailaoras estrenan ‘JRT’, una nueva visión de la obra del pintor cordobés

  • Los alumnos del Centro Andaluz de Danza ponen en escena ‘Buscando a Carmen’ en Sala Paúl
  • El Palacio Villavicencio reúne el cante de Maizenita y José Canela

Julio Romero de Torres es “un flamenco”. Así lo entiende Pedro G. Romero, ideólogo de ‘JRT’, espectáculo que une a las hermanas Úrsula y Tamara López y a la jerezana Leonor Leal y que podrá verse mañana miércoles día 24 de febrero en el Teatro Villamarta, dentro de la programación del XX Festival de Jerez. La muestra ofrece en la misma jornada ‘Buscando a Carmen’, a cargo de los alumnos del Centro Andaluz de Danza en Sala Paúl, y el cante sin amplificación acústica de Maizenita y José Canela en el Palacio Villavicencio.

Rueda_Festival de JerezEl interés de los bailes y coreografías reunidos en ‘JRT’ está en “entender el flamenco” del pintor cordobés, según asegura Pedro G. Romero, “no en hacer estampas con sus cuadros”. Niega que fuera un pintor “aficionado al flamenco, ni un pintor que pintara flamencos”. A su juicio, estamos ante “un artista flamenco” en el ámbito de la pintura. Y esa condición flamenca la detecta no sólo en sus cuadros de La Niña de los Peines o Pastora Imperio y en las alegorías ‘Cante Hondo’ o’ La Copla’, sino también en otras como ‘La Lectora’, ‘Nuestra Señora de Andalucía’ o ‘Retablo del Amor’. Unas y otras han inspirado un nuevo montaje que une a tres bailarinas-bailaoras, cuyas carreras están relacionadas con el Festival de Jerez.

“Hemos intentado ser clásicos y justos con la estética del pintor”, explica Pedro G. Romero, al tiempo que se ha pretendido “huir del tópico”, algo que reconoce resulta harto difícil puesto que el artista “construyó gran parte de los tópicos del flamenco”. Reivindica, además, su estética de los dos primeras décadas del siglo pasado y rechaza su vinculación con el franquismo y con la copla.

En ‘JRT’ también se indaga en la “teatralización simbólica de la pintura” de Romero de Torres. Y ello se traslada al espacio escénico, que se inspira en teatros como el propio Villamarta, el Lope de Vega de Sevilla o el Gran Teatro de Córdoba, además de en los propios cuadros del pintor, con los que las bailaoras han convivido durante el proceso de creación en el MNAC de Barcelona, el MNCARS de Madrid y el Museo Julio Romero de Torres de Córdoba. En semejantes lugares aparece un artista que explora el campo sensible de la sexualidad, la religiosidad o la publicidad, sin olvidar el flamenco.

Equipo artístico

El guitarrista jerezano Alfredo Lagos es el responsable musical de esta producción. Estará al frente de un equipo artístico en el que figuran las voces de Rosalía y Eva de Dios, el guitarrista Antonio Duro y Proyecto Lorca (formado por el saxofonista Juan M. Jiménez y el percusionista Antonio Moreno).

“Ha sido un trabajo preciosista”, expuso el ideólogo de este proyecto, donde se recoge la sensualidad de sus cuadros y la melancolía que rezuman algunos de ellos bajo la apariencia de positivismo.

“No nos ha sido especialmente difícil acercarnos a la estética de Julio Romero de Torres”, confiesa Leonor Leal. A su juicio, ha resultado “positivo” esta búsqueda de estilos en el flamenco de la época. “Cada una hemos puesto de nuestra parte, de forma que no seamos un cuadro sino que podamos crear nuestro propio cuadro”, añade. Tanto Tamara como Úrsula López señalan que, pese a los nervios por tratarse de un estreno, “el trabajo está hecho y cada cosa en su sitio”.

Desde sus inicios, Úrsula López, Tamara López y Leonor Leal han  combinado el baile flamenco y la danza española. Las hermanas López se graduaron en el Conservatorio, antes de trasladarse a Triana para estudiar flamenco con Manolo Marín. Úrsula ingresó en la Compañía Andaluza, de la que formó parte entre 1996 y 2004. De ahí, con José Antonio como director, fue al Ballet Nacional de España, como primera bailarina y solista en obras como ‘La Leyenda’. Allí coincidió con su hermana Tamara que, tras obtener matrícula de honor por la Royal Academy Of Dance, entró a formar parte de la compañía entre 2000 y 2012, interpretando obras como ‘Medea’ de José Granero o ‘Fuenteovejuna’ de Antonio Gades.

La trayectoria de Leonor Leal aparece vinculada al Festival de Jerez, donde se formó con Angelita Gómez, Juan Parra, María del Mar Moreno y Antonio El Pipa, tras sus estudios de danza clásica. En este certamen ha participado en espectáculos como ‘Asimetrías (2006) de Andrés Marín, ‘Femenino plural’ (2007) de Ángeles Gabaldón y ‘Serenata andaluza’ (2010) de Mie Matsumura con Antonio Canales. Y ha sido también en esta muestra donde ha estrenado en solitario ‘Leoleolé’ (2008), ‘eLe eLe’ (2011) y ‘Naranja amarga’ (2013).

Futuro del baile

El futuro del baile flamenco y la danza española está en manos de los jóvenes intérpretes de hoy. El Festival de Jerez ha creado un ciclo específico -que se denomina ‘Jóvenes Talentos’-, donde puede apreciarse la calidad de esta cantera. En Sala Paúl, los alumnos del Centro Andaluz de Danza pondrán en escena ‘Buscando a Carmen’, con coreografías de Rubén Olmo, Miguel Ángel Corbacho, Rocío Coral, Olivio Sarrat y Carolina Armenta en torno a la ‘Carmen’ de Bizet y de Mérimée.

La creación y exhibición de espectáculos viene a culminar un proceso formativo de dos años en el que se hayan inmerso los alumnos del CAD, creado en 1994 por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En esta ocasión, los maestros del CAD se han unido a la doble efeméride -de la ópera de Bizet y de la obra literaria de Mérimée- para rendir su homenaje particular a la mítica cigarrera.

“A la memoria de mi padre” dedicará José Canela su actuación en el Palacio Villavicencio dentro del ciclo ‘Los conciertos de Palacio’, donde compartirá escenario con Maizenita. “Tengo ganas de que todo salga bien”, añade. José Canela estará acompañado por la guitarra de Manuel Jero, mientras que la sonanta de José Antonio Franco estará al servicio de la voz de Maizenita.