La concejal de Infraestructuras, María José Rúa, ha confirmado hoy que el Ayuntamiento no ha recibido ningún tipo de denuncias relacionadas con actos de profanación de tumbas en el cementerio municipal. En una visita realizada esta mañana a estas instalaciones para dar un repaso a su estado general, la concejal ha mantenido un encuentro con trabajadores y vigilantes de estas dependencias que le han trasladado que no se han registrado ningún tipo de denuncias sobre hechos relacionados con profanaciones de tumbas.

Desde el Área de Seguridad se confirma que tampoco la Policía Local tiene registradas denuncias relacionadas con este tipo de actos en el Cementerio municipal. En relación a este asunto, María José Rúa asegura que en caso de que se estuviesen produciendo este tipo de actos “lo normal sería trasladar el tema a las autoridades competentes para poder actuar en consecuencia”.

María José Rúa ha desmentido que las instalaciones estén abandonadas, tal y como se afirma desde IPJ (Iniciativa Progresista Jerezana), un grupo político de Jerez, y ha recordado que el cementerio tiene el correspondiente servicio de vigilancia en horario de 8 a 20 horas, y que la Policía Local realiza continuas labores de patrullaje por la zona en el turno de noche.

Asimismo, María José Rúa ha explicado que una de las prioridades del Gobierno municipal es mantener en buen estado de conservación el Cementerio, y por ello se han venido acometiendo actuaciones de adecentamiento y mejora de las instalaciones, tanto a través del Plan Profea, como a través de Infraestructuras.

Además, está previsto que en breve de comienzo una primera fase del proyecto de remodelación del Cementerio Municipal, consistente en la construcción de dos nuevos bloques de 210 nichos cada uno, con un presupuesto aproximado de 200.000 euros. Este proyecto está incluido en convenio firmado con el Ministerio de Agricultura en septiembre de 2013 y  contempla además un plan de intervención en el viario público y la puesta en valor del Depósito de Sementales.