Nuevo Interventor en el Ayuntamiento con revuelo en los pasillos

El Gobierno de Mamen Sánchez desatiende las exigencias de la Junta manteniendo la interinidad de estos funcionarios

El Ejecutivo del PSOE parece también haber accedido a un incremento en el sueldo pese al Plan de Ajuste que debe aplicarse para poder atender las obligaciones del Ayuntamiento.

Mamen Sánchez Laura Álvarez
Mamen Sánchez junto a Laura Álvarez en rueda de prensa

El nuevo Interventor del Ayuntamiento de Jerez ha tomado posesión esta semana, en comisión de servicio, tras prestar sus servicios en los últimos años en el Puerto de Santa María. Juan Raya, de 62 años,  es un reconocido profesional en su cuerpo de Interventores de la Administración Local, siendo igualmente  preparador de opositores al referido cuerpo.

Con esta incorporación en comisión de servicio, como lo fue  también la del Secretario del Pleno hace seis meses, el nuevo Gobierno de Mamen Sánchez persiste en mantener la interinidad de estos funcionarios al servicio del Ayuntamiento, contrariamente a lo exigido por la Junta de Andalucía.

De hecho, la Administración autonómica en reiteradas ocasiones se ha dirigido al Ayuntamiento de Jerez para que normalice la situación de los Habilitados nacionales mediante la provisión reglamentaria y definitiva de esos puestos de trabajo, sin que esta situación se resuelva con el nombramiento del nuevo interventor.

Incremento de sueldo

Según ha podido saber Mira Jerez, el nombramiento podría haberse producido tras acceder el Gobierno de Mamen Sánchez a las dos condiciones que parece haber impuesto el nuevo funcionario. Por un lado, la llegada del nuevo interventor vendría acompañada de una retribución cercana a los 120.000 euros, unos 30.000 euros más del sueldo establecido en la anterior legislatura tras el Plan de Ajuste llevado a cabo en el Ayuntamiento y la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), un documento que puso orden por primera vez en las retribuciones del Consistorio, acabando con las arbitrariedades.

De confirmarse la subida de sueldo, la alcaldesa podría encontrarse con un nuevo frente en el Ayuntamiento ya que esto supondría ir en contra del Plan de Ajuste, en el que se prevé una reducción del Gasto de Personal. Además, en menos de una semana se cumple el plazo que dio la regidora municipal a los trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para su reincorporación al Ayuntamiento, una promesa cada vez más difícil de cumplir precisamente por el recorte que debe llevarse a cabo en el capítulo 1.

La segunda condición, a la que también parece que ha accedido el Gobierno de Mamen Sánchez, ha sido incorporar, coincidiendo con su nombramiento, a una de sus alumnas, con las oposiciones aprobadas, para realizar prácticas en el Consistorio jerezano.

Según se escucha en los pasillos del Ayuntamiento, al parecer la idea es que la funcionaria en prácticas adquiera la formación necesaria para ocupar la plaza de Viceintervención, que actualmente se encuentra vacante. Será cuestión de tiempo saber si, lo que circula con fuerza como un rumor, se convierte en un hecho. De momento, desde esta misma semana el nuevo interventor ocupa la plaza de Jerez en comisión de servicio.