Censados 203 murciélagos en el Zoo de Jerez

Voluntarios de la Sociedad de Historia Natural y Estación Biológica de Doñana realizan el segundo censo de la colonia del Nóctulo Mayor

Voluntarios  de la Sociedad  Gaditana  de Historia Natural (SGHN) y de la Estación  Biológica de Doñana (EBD-CSIC) han llevado cabo el segundo censo de 2016 de la colonia del murciélago Nóctulo mayor (Nyctalus lasiopterus) que cría en palmeras y árboles del Zoobotánico. El primero de ellos fue llegado a cabo en el mes de junio.

Zoo Jerez 1

En el primer recuento, el equipo de 16 voluntarios llegó a censar un total de 181 murciélagos, y en esta segunda ocasión se han censado 203 ejemplares, más ejemplares que en junio pero algo menos que los registrados el mismo mes del año pasado, cuando se llegaron a contar 243. Esta última cifra, ha sido el máximo de nóctulos censado en el zoo en todos los años de estudio de esta especie.

El motivo por el que haya menos ejemplares este año puede deberse a que el censo se ha realizado dos semanas antes y aún puede haber crías que no han comenzado a volar y permanecen toda la noche en las palmeras o quizás a las condiciones meteorológicas adversas a la hora de realizar el censo, como es el caso del fuerte viento de levante que hemos tenido estos días.

La población de esta especie que cría en las palmeras de abanico del Zoobotánico está sometida al seguimiento por los científicos desde hace varios años y con esta iniciativa  se prentende concienciar sobre la importancia del único mamífero volador del mundo.

Cabe destacar que hay más de 1.100 murciélagos diferentes, con un peso que oscila entre los 1,5 gramos del diminuto murciélago abejorro de Filipinas (Craseonycteris thonglongyai)  y los 1,2 kilogramos del zorro volador de corona dorada (Acerodon jubatus).

Sus extremidades presentan los mismos tipos de huesos que los humanos, con la única diferencia de que los de la mano son proporcionalmente más largos y están cubiertos por una membrana que se extiende hasta las patas, llamada “patagio”. De hecho, reciben el nombre de quirópteros, que significa “alas en las manos”.

murcielago

Los murciélagos emiten ultrasonidos de alta frecuencia, inaudibles para el ser humano, para orientarse durante el vuelo y cazar. Según demostraron científicos australianos, estos sonidos tienen “acentos” diferentes según la especie de que se trate.

La dieta del nóctulo grande es carnívora (pequeños pájaros en vuelo y grandes insectos) y sus dimensiones de cerca de medio metro con las alas extendidas lo convierten en un animal muy singular, cuyas colonias más importantes de España se localizan en Sevilla, Jerez, Parque de los Alcornocales y Doñana.  Los murciélagos de las áreas urbanas pueden consumir   kilos de insectos en una sola noche.

La conservación de la biodiversidad también está en deuda con los murciélagos. En sus desplazamientos llevan consigo todo tipo de semillas que contribuyen a la extensión de los bosques en las latitudes medias y tropicales, así como a la polinización. Pueden dispersar más miles de semillas  pequeñas en una noche.