Sindicatos mayoritarios estallan: “Mamen Sánchez y el PSOE nos trata como tontos”

CGT, SIP y CSIF informan de la “gran mentira” de la supuesta propuesta del Ayuntamiento en la negociación

 Comunicado de los Sindicatos Mayoritarios 

Los sindicatos mayoritarios en el Ayuntamiento de Jerez, CGT, SIP y CSIF,  informan a los medios de comunicación que el objeto de el objeto de este comunicado es dar a conocer la “gran mentira“ de la supuesta propuesta del Ayuntamiento al Reglamento de Productividad que pretenden sea negociado.

Ayuntamiento de Jerez - concentración trabajadores 1

Un documento que no es un reglamento, y que está hecho a medida para repartirse el pastel de la productividad entre los cuatro técnicos de la ATMJ, que ya ahora se están repartiendo la bolsa de productividad, y de paso seguir esquilmando al Ayuntamiento, mientras Mamen Sánchez lo permite. Os informamos de forma resumida de los puntos más significativos:

1. El documento presentado, no es un reglamento de productividad porque no establece criterios reglados, sólo establece directrices subjetivas arbitrarias o contrarias a la Ley.

2. El documento no está pensado para la gran mayoría de los trabajadores del Ayuntamiento, sino para los cargos de designación política. No está pensado para gran mayoría de los trabajadores del Ayuntamiento, sino para los cargos de designación política, ya que establece condiciones contrarias a la Constitución y al Estatuto de los Trabajadores en relación a la prolongación de la jornada laboral, la renuncia a los descansos, los asuntos propios y la y la renuncia a las vacaciones y la renuncia a las vacaciones.. (Todo esto, sólo es explicable desde el más absoluto desconocimiento del derecho laboral y para querer premiar sólo a los “chupaculos” de la Alcaldesa).

3. El documento establece que el 60 % de la productividad, se cobrará en base a la disponibilidad del trabajador conforme a criterios contrarios a la Constitución Española y al Estatuto de los Trabajadores, y por tanto ilegales.

3.1 Se valora que se prolongue voluntariamente la jornada laboral. Esto es contrario al Art.34 del Estatuto de los Trabajadores, y aunque todos sabemos que hay compañeros que prolongan su jornada laboral, esto no puede ser un criterio porque vulnera la constitución, el estatuto de los trabajadores y la legislación de seguridad y salud en el trabajo. Para valorar este concepto está la valoración de horas extras.

3.2 Se valora que se renuncie a los momentos de descanso (desayuno). Este concepto no es que sea ilegal, es ridículo. La mayor productividad en un trabajo, no se va a conseguir porque el trabajador no descanse para el desayuno, más bien ocurrirá lo contrario.

3.3 Se valora que se renuncie a los asuntos propios. Este concepto nos parece una nueva tomadura de pelo, y el mecanismo para compensar los días no dispuestos de asuntos propios no es la productividad, sino una compensación económica a establecer en el acuerdo-convenio, pero en ningún caso es una productividad.

3.4 Se valora que se renuncie a las vacaciones. Esto ya es el colmo. Un trabajador no puede renunciar a su periodo de descanso vacacional, ni siquiera por una compensación económica. Es una medida inconstitucional, contraria al 40.2 de la Constitución Española y al Art.38 del estatuto de los trabajadores.

4. El 40% de productividad que resta dependerá de conceptos indefinidos como la iniciativa y colaboración, factores totalmente subjetivos que valorarán nuestros jefes, como les parezca.

No se establecen para nada criterios de consecución de objetivos, de tiempos de realización de los trabajos, de satisfación de los ciudadanos, de ahorro de costes o de calidad de los servicios. en resumen, lo que se prima no es el interés general de los jerezanos sino “hacerle la pelota al jefe puesto por el político”.

5. La productividad es incompatible con las gratificaciones, horas extras y compras de libranza. Se tendrá en cuenta para valorar la productividad, si se asumen tareas o trabajos extraordinarios, pero no podrán cobrarse también gratificaciones por ellos, es decir o los haces o te quedas sin productividad. Esto además, es incoherente con la reciente anulación unilateral del artículo 27.1 del acuerdo-convenio que el gobierno ha eliminado para poder pagarle a los jefes.

6. Los jefes ya tienen valorado dentro de las funciones de su puesto los conceptos vinculados a disponibilidad y responsabilidad, y no es legal querer pagarles otra vez por lo mismo. Nuestra lucha es que se reconozca en el complemento específico de todos los trabajadores lo que hasta ahora se paga como productividad.

7. Todas las productividades las deciden técnicos salvo la de los máximos responsables como la directora de alcaldía, que la decide directamente el político que este de alcalde o alcaldesa. esto demuestra, cual es la mano que mece la cuna y que va a arruinar al gobierno del psoe y la vida personal de la alcaldesa y los concejales.

Para que podais comprobarlo vosotr@s mism@s, os adjuntamos el borrador del documento que nos han enviado, que no es un reglamento. Conclusiones :
1. Un reglamento debe “reglar” la aplicación de la productividad, no ser contrario a la constitución, al estatuto de los trabajadores ni a la legislación laboral, y responder a los criterios legales de productividad. que no llamen relgamento a lo que no lo es.
2. El derecho al descanso es irrenunciable conforme a la constitución española y a la legislación laboral. que se estudien antes las leyes para no hacer el ridículo.
3. Este desgobierno municipal y sus asesores, parecen olvidar que nuestra productividad tiene un origen justificado, y que lo primero que tienen que hacer es reconocer en el complemento específico los conceptos que se están pagando como productividad sin serlo.

4. Los sindicatos serios no podemos negociar sobre un documento que es ilegal. no pueden pretender que nos sentemos a negociar un documento, que plantea cosas que ni siquiera cumplen la ley, de nuevo al igual que ocurre con la modificación del acuerdo – convenio, quieren saltarse la ley y no estamos dispuestos a participar en tramites irregulares e ilegales.

5. O nos toman por tontos o se creen muy listos. pretenden tomarnos el pelo. la alcaldesa y la delegada de RRHH seguramente por ignorancia se dejan engañar, están mal asesoradas por sus técnicos “de confianza” que las llevan al abismo, pero nosotros no vamos a permitir que nos tomen por tontos.

No estamos dispuestos a perder todos los derechos adquiridos por los trabajadores/as durante tantos años. No vamos a permitir que este desgobierno que va directamente al precipicio nos arrastre también a nosotros.