La Asociación cumple con el compromiso social adquirido con Perú a la vez que ha ampliado su colaboración a España y Mozambique

A pesar de las dificultades por la situación de crisis, Madre Coraje continúa haciendo esfuerzos por cumplir el compromiso que adquirió hace casi 25 años con poblaciones desfavorecidas de Perú a la vez que ha ampliado su labor a Mozambique y a España, ideando acciones en nuestro país para apoyar a la población española afectada por la crisis a través de Huertos Solidarios, Mercadillos… y reforzando otras acciones para ahondar en la importancia de la Educación para el Desarrollo y  en el respeto medioambiental. En este contexto, la Asociación envió, en los últimos doce meses, casi 400.000 kilos de ayuda humanitaria a instituciones que atienden a niñas, niños, mujeres y hombres en Perú. Entre la mercancía enviada, cabe destacar los 100.000 kilos de material escolar y de libros que llegaron, entre otras instituciones, al Club de Madres Punta Negra. Este singular Club atiende a familias sin recursos de cinco asentamientos de Punta Negra, en Lima. “Madre Coraje nos envía  libros para su biblioteca, menaje de cocina para el comedor, vestidos de novia y comunión para prestar, material escolar para talleres de apoyo, máquinas de coser para talleres formativos a mujeres,  jabón para el aseo personal, ropa, sillas de ruedas, juguetes…”, explica Gliceria Álvarez, Presidente del Club de Madres Punta Negra.

Los 400.000 kilos de materiales humanitarios, que se mandaron en 23 contenedores, ayudaron a mejorar la vida de 200.000 peruanas y peruanos en riesgo de exclusión social, víctimas de problemáticas tales como la desnutrición crónica, explotación infantil, abandono familiar y todo tipo de enfermedades relacionadas con las precarias condiciones de vida en las que viven, falta de higiene, malos hábitos, etc.