Jerez celebra su Patrona con llamamiento del obispo a no abandonar las raíces

La alcaldesa renueva el voto de la ciudad ante la Virgen de La Merced insistiendo en el compromiso de construir una ciudad abierta

Mamen Sánchez renueva el Voto de la Ciudad ante Ntra. Sra. de la Merced en un acto previo a la eucaristía presidida por monseñor José Mazuelos a sólo unas horas de la procesión vespertina.

la-merced-1

La presencia de la imagen de Nuestra Señora de la Merced Coronada por las calles de Jerez en la procesión de esta tarde se ha visto antecedid por la tradicional renovación del Voto de la Ciudad ante su Patrona, un ejercicio de formulación de compromisos y reconocimiento de la protección de la Virgen a los jerezanos que ha tenido a su cargo Mamen Sánchez, la alcaldesa.

En su intervención en la basílica mercedaria, ante el paso ya preparado, la regidora ha señalado que “la historia nos ayuda a vivir nuestro presente, a valorar nuestro potencial y ensalzar lo que nos hace únicos ante los ojos del mundo”, lo que le ha llevado a recordar que “junto al Jerez más tradicional, emergen nuevas formas de afrontar los retos de una sociedad global”. “Ahora estamos aquí porque todos, creyentes y no creyentes, queremos hermanarnos y expresar nuestro compromiso ante ti, nuestra Patrona”, ha añadido.

La alcaldesa insistió en “el compromiso de construir una ciudad abierta y acogedora en la que quepamos todos, independientemente de nuestro origen, de nuestra condición social o de nuestras creencias; también el compromiso de construir un espacio de convivencia, amable, integrador y positivo en el que elijamos resolver nuestros conflictos desde el diálogo y por medios pacíficos”.

Hizo votos por la igualdad formal de hombres y mujeres, la tolerancia cero a la violencia de género, el mejor futuro para los jóvenes, soluciones para el desempleo, la precariedad… Y aseguró sentir cada días más de cerca el manto protector de la Patrona. “La renovación del Voto significa también refrendar el compromiso con la ciudadanía y con los valores que sostienen un modelo de sociedad igualitaria, donde lo colectivo y el interés general priman sobre las individualidades y el interés particular”.

A unos minutos del inicio de la solemne misa, al cumplirse el segundo año de realización de la renovación del Voto en acto independiente, monseñor Mazuelos ha intervenido proponiendo una metáfora: “Si tenemos un gran magnolium o un ficus grande en una de nuestras plazas y nos proponemos quitarlo para plantar uno nuevo todos esperarían con dudas a ver el resultado”.

E hizo una pregunta: “¿Quitamos todos los árboles ancianos y con grandes raíces para plantar árboles que no sabemos por donde van a ir, si van a dar sombra suficiente y si van a acoger a todo el mundo, o continuamos alimentando, renovando, podando ese árbol antiguo para que todos puedan tener sombra?”

“Venir a renovar el Voto significa apostar que todos caben bajo el manto de la Virgen de la Merced”, dijo el pastor agradeciendo a la alcaldesa su participación y subrayando que “venir a renovar el Voto es apostar por el ‘árbol’ de la igualdad y el respeto a la dignidad de todos, que no está reñido con que buena parte de España siga en la fe de Jesucristo”.

Todo aquél que luche por el bien del hombre tendrá siempre la mano de la Iglesia, que no se cansa de repetir que hay que tener diálogo, como el Papa Francisco en Asís o aquí en Jerez” donde también invitó a seguir ese ejemplo.