Duro revés a la gestión de Mamen Sánchez

No logra sacar adelante la pretendida subida de impuestos y supresión de bonificaciones para las ordenanzas fiscales 2017

  • El Ayuntamiento tendrá que elaborar un nuevo Plan de Ajuste para suplir los cuatro millones que dejará de ingresar
  • Ganemos vuelve a pedir la dimisión de la alcaldesa y evidencia la ruptura de relaciones con el Ejecutivo municipal

Nuevo revés a la gestión de la alcaldesa Mamen Sánchez tras no lograr aprobar su propuesta para la modificación de las ordenanzas fiscales en el pleno extraordinario, celebrado hoy lunes. Los argumentos esgrimidos por el delegado de Economía, Santiago Galván, no han logrado recabar el apoyo de la oposición para sacar adelante los cambios introducidos en las normas que regulan los tributos municipales con el fin de poder aumentar los ingresos anuales en cuatro millones de euros, tal y como se recoge en el Plan de Ajuste. Solo IU ha respaldado la subida del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para empresas que facturen más de un millón de euros mientras que el resto de los grupos Ganemos, PP y Ciudadanos se han negado a dar su apoyo.

pleno-ayuntamiento-jerez-24oct2016

Todos los partidos, incluido IU, han rechazado igualmente la supresión de bonificaciones y solo han votado a favor de la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la prestación del servicio de transporte público de viajeros, que ha sido la única que ha salido adelante.

Tras la derrota en su intento de sacar adelante unas modificaciones que no han hecho más que acentuar la crisis institucional tras la pérdida de confianza de Ganemos, su principal socio de investidura, el Gobierno local ha emitido un comunicado en el que anuncia que realizará sendos informes, económico y jurídico, para valorar las consecuencias que se deriven de la no aprobación hoy de las ordenanzas fiscales.

Igualmente, en la nota destaca que “la no aprobación de las ordenanzas supone un incumplimiento del Plan de Ajuste y de la ley, en concreto los reales decretos  8/2013 y  17/2014, que tendrían que haber estado en vigor según informe de Intervención ya en la legislatura anterior.” “Por tanto, la no aprobación de estas ordenanzas, en particular la subida del IAE para las grandes empresas, y las supresiones de bonificaciones que por imperativo legal debían aplicarse, tal como se recoge también en el informe del Consejo Social, llevará a una modificación del Plan de Ajuste aprobado en abril de 2016”.

Por ello, el equipo de Gobierno solicitará en primer lugar la elaboración de un informe económico que valore cómo va a afectar al presupuesto de 2017 la no aprobación de dichas ordenanzas, y conociendo este dato, “será necesario elaborar un nuevo Plan de Ajuste, para el que se propondrá a los grupos municipales que digan en qué partidas recortar esos cuatro millones de euros, dado que los ingresos por tasas e impuestos ya no se pueden modificar por fechas”.

Asimismo, el Gobierno solicitará también un informe que analice las consecuencias jurídicas de votar en contra de la ley, ya que, según mantiene, son medidas recogidas en los diferentes Reales Decreto Ley de imposición a los ayuntamientos intervenidos por Hacienda. El Ejecutivo señala que “este Gobierno es responsable y cumple con la ley, estas medidas tendrían que estar aplicándose desde 2013, y tras las votaciones que los grupos han hecho hoy en Pleno, es obligado saber las consecuencias jurídicas, y tomar medidas a nivel económico para cumplir con los requisitos a los que estamos obligados, porque no se le debe olvidar a nadie que somos un Ayuntamiento intervenido desde el año 2012”.

Distintas versiones

El teniente de alcaldesa responsable de Economía y Planes Especiales, Santiago Galván, ha explicado que “es importante decir que hemos llevado a Pleno una serie de medidas fiscales recogidas en los diferentes reales decretos ley que han ido legislando el fondo de ordenación, medidas a las que estamos obligados por ley. También estaba obligado el Gobierno anterior del PP con el real decreto 8/2013, también con el real decreto 17/2014. No hicieron nada, actuaron con irresponsabilidad, fueron irresponsables a la hora de no aplicar la ley y de gobernar de forma totalmente arbitraria, con un incumplimiento de su plan de ajuste del 101%, y hoy siguen siendo irresponsables”.

Galván destaca que “a diferencia de eso, desde este Gobierno aprobamos en abril un plan de ajuste con el visto bueno del Ministerio en junio, en el que se recogían esta supresión de beneficios fiscales. Hoy nos encontramos con una situación en la que muchos concejales han votado en contra de la ley, a sabiendas de que esa ley obligaba a suprimir esos beneficios fiscales. Han sido conscientes de que estábamos obligados por ley, pero que también lo ha reflejado el Consejo Social de la Ciudad referencia en su informe sobre las ordenanzas, tal y como el interventor ha advertido en el Pleno”.

Dimisión de Mamen Sánchez

La sesión de pleno ha vuelto a poner en evidencia la ruptura de la relaciones con su principal socio de investidura. De hecho, el líder de Ganemos, Santiago Sánchez, ha sido especialmente crítico con los incumplimientos del Gobierno de Mamen Sánchez, pidiendo en reiteradas ocasiones la dimisión de la alcaldesa. El líder de Ganemos ha ido incluso más allá y ha puesto en duda la gestión de la regidora municipal utilizando como principal argumento a su rechazo a la propuesta que “no vamos a dejar que los 4,5 millones de euros que se quieren ingresar con estas modificaciones vayan a caer en manos de la actual alcaldesa, pues no son las mejores manos para que caiga el dinero después de las mentiras y engaños que hemos visto”. Tras esta dura acusación ha centrado su intervención en reclamar una y otra vez la dimisión de Mamen Sánchez.

Su otro socio de investidura, IU, pese a haber pedido públicamente la dimisión de la regidora municipal se ha mostrado más cercano votando a favor de la subida del IAE con el débil argumento de su líder, Raúl Ruiz-Berdejo, de que afecta a los que más ganan y ha rechazado la supresión de las bonificaciones por considerar que su grupo municipal no puede apoyar la propuesta. El concejal de Ciudadanos, Carlos Pérez, ha sido especialmente crítico con la subida del impuesto de Actividades Económicas por entender que supone ir en contra de la creación de empleo negando que afecte, tal y como insiste IU, solo a las empresas que más ganan.

“El Interés del PSOE es freír a impuestos a los jerezanos”

El portavoz adjunto del PP, Antonio Saldaña, ha resumido la negativa de su grupo municipal a apoyar las modificaciones propuestas del PSOE con un argumento claro: “Vamos a hacer los mismo que hicimos cuando gobernamos: No subir los impuestos a los jerezanos, por tanto, vamos a votar con coherencia”. Saldaña ha insistido en que los jerezanos no pueden cargar a sus espaldas con una subida de impuesto y ha criticado la supresión de determinadas bonificaciones que afectan directamente al bolsillo de los ciudadanos y a la creación de empleo.

Frente a la insistencia del PSOE de que esta eliminación se lleva a cabo por cumplimiento de la ley, Saldaña ha puesto sobre la mesa el hecho de que se lleve a pleno la ampliación de la bonificación de la tarjera escolar, con la que están de acuerdo, y luego se recurra al decreto para suprimir algunas de estas. “No se entiende que eliminen algunas bonificaciones y se amplíen otras. Además, una vez que se supriman no se van a poder a volver a poner”, ha advertido. Por último, ha insistido en que “no es imperativo legal la eliminación” y ha concluido asegurando que “el PSOE lo que quiere es freír a impuestos a los jerezanos y cargas a sus espaldas las medidas del Plan de Ajuste”.