Estafaba con ventas de móviles que no existían y alquilando pisos ficticios 

El  presunto autor de estafa y falsedad documental por ventas fraudulentas en Internet ha sido detenido en Cádiz

  • El detenido se dedicaba a insertar anuncios en varias páginas de ofertas en Internet,  ventas de teléfonos móviles de alta gama y alquileres de apartamentos
  • Se le imputan la presunta autoría de once hechos delictivos por los que habría estafado a más de 30 perjudicados, y obtenido más de 5000 euros de beneficio

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a un hombre como presunto autor de un delito continuado de estafa. Al detenido se le imputan al menos 11 hechos delictivos por los que habría estafado a más de 30 perjudicados. Los beneficios obtenidos por las ventas fraudulentas realizadas por Internet durante un periodo de tres meses ascienden a más de 5000 euros.

policia-nacional-delitos-informaticos

La investigación se inició a raíz de las denuncias interpuestas por varios afectados sobre la venta fraudulenta de terminales telefónicos de última generación o alta gana, así como alquileres falsos de apartamentos vacacionales.

Las primeras pesquisas realizadas permitieron determinar la identidad del presunto autor de los hechos denunciados que resultó ser un conocido delincuente reincidente, el cual estaba siendo buscado por la policía desde  el pasado mes de septiembre por no comparecer ante la Autoridad Judicial para un asunto de similar naturaleza al ahora investigado.

El investigado actuaba siempre con el mismo modus operandi, insertando  las ofertas de los anuncios fraudulentos en páginas web especializadas, utilizando  datos de terceras personas para ganarse la confianza de los clientes, con los que mantenía contacto telefónico usando varios números de teléfono móvil distintos, llegando a adoptar la identidad falsa de hasta cinco personas diferentes. El detenido habría dispuesto de diez cuentas abiertas en seis entidades bancarias distintas, donde las víctimas le ingresaban el importe de la venta fraudulenta.

En el caso de los apartamentos ocurría un doble perjuicio: además de la pérdida económica de los estafados, el desengaño de éstos al desplazarse a supuestos apartamentos en primeras líneas de playa en Zahara, Chiclana o Conil de la Frontera, acompañados de sus familiares, y ver como se veían frustrados sus períodos vacacionales.

Además de los afectados por las estafas, se encuentran también  los perjudicados  unimos aquellos perjudicados cuyas identidades fueron usurpadas  (ya que el detenido usaba sus datos de filiación o sus documentos personales de identidad, documentos que a su vez obtenía de manera fraudulenta), ya que las mismas eran denunciadas a su vez por las víctimas anteriores pensando que eran ellos los autores y no el autor real, que se ocultaba detrás.

La investigación ha permitido esclarecer once  hechos delictivos por los que el detenido presuntamente habría estafado a más de 30 perjudicados, y obtenido más de 5000€. Entre los efectos intervenidos se encuentra  diversa documentación que acredita su presunta participación en los hechos y  una actividad frenética desde el pasado verano abriendo nuevas vías de investigación al recabar indicios sobre a la existencia de un mayor número de afectados a nivel nacional, al igual que un superior valor del dinero estafado.

La investigación ha sido realizada por agentes de la Policía Nacional pertenecientes al  del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Cádiz y a la Unidad adscrita a los Juzgados de Cádiz.