Contra la violencia de género, todos los días

Un año más, un 25 de noviembre celebramos el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Un año más en que, desgraciadamente, tenemos que lamentar que sigue habiendo víctimas, que han muerto mujeres en manos de sus compañeros, que muchos niños han padecido, como testigos, el daño invisible de la ira de su progenitor… No hay derecho a vulnerar los derechos. Un año más decimos, de forma contundente, No a la Violencia contra la Mujer.

Pero además de decir, tenemos que hacer. Y a este respecto, desde que iniciara mi carrera política he intentado, en la medida de mis posibilidades y desde los distintos cargos públicos que he ejercido, trabajar por la igualdad real y por la eliminación de la violencia de género.

García-Pelayo Jerez

Ahora, como candidata del PP al Congreso por la provincia de Cádiz, me encuentro ante una nueva oportunidad de seguir aportando mi granito de arena, reafirmando mi compromiso en la lucha contra esta desgracia social. Y lo haré con más fuerza y más ganas que nunca, con Raquel y Miriam en mi memoria, cuyos asesinatos me tocó vivir como alcaldesa, sintiendo el tremendo dolor e impotencia de sus familias.

Y es que, aún nos queda mucho por conseguir, a pesar de que se está dando pasos. En este sentido, el pasado 20 de noviembre el Consejo de Ministros aprobaba el primer informe de cumplimiento de la Estrategia Nacional para la erradicación de la violencia contra la mujer 2013-2016. Una estrategia que contempla más de 250 medidas con una dotación económica de más de 1.500 millones de euros y que, según este informe, tiene más del 80 por ciento de las acciones previstas están ejecutadas o en fase de desarrollo.

Pero no ha sido suficiente, porque hasta la fecha 48 mujeres han sido asesinadas por violencia machista y han dejado huérfanos a 42 menores de edad en España. Es cierto que este número de la vergüenza ha disminuido respecto a años anteriores, pero los crímenes no pueden entender de cifras. Por ello, debemos seguir trabajando desde todos los ámbitos, sin pausa y con acciones certeras, sumando recursos para que todos vivamos en una sociedad más humana, libre de violencia, en la que las víctimas tengan un respaldo total, y nadie les dé la espalda, apostando por los valores, por el diálogo, por la educación por la igualdad, y por el respeto como base de cualquier relación. Sigamos adelante contra la violencia de género hoy y todos los días.