“Vamos a contar mentiras”

Me he trasladado, casi por arte de magia, a mi más tierna infancia.  La culpa es de la idílica imagen y posterior rueda de prensa de Pedro Sánchez y Albert Rivera para firmar ergo defender su pacto de… de… de… no se sabe muy bien qué, porque no se sabe, ni para nada sirve.

Ver a ambos dos a falta de arrumacos me ha recordado a aquellas cancioncillas que catábamos los niños que éramos los que hoy peinamos canas, muchas canas, y sin remedio vamos luciendo entrantes.  Por ejemplo. Una de esas cancioncillas podría ser la popularizada por ‘Los payasos de la tele’ por título ‘Había una vez un circo’, aunque sin Gaby, Fofó, Miliki o Milikito, pero con Pedro Sánchez y Albert Rivera como coristas.

Personajes ambos que han vuelto a poner de moda aquello del ‘Vamos a contar mentiras’, porque su pacto, acuerdo, batiburrillo, chascarrillo, papelillos impresos o como queramos denominar lo firmado está viciado por la mentira. Y que dos señores políticos que proclaman uno la limpieza y la transparencia y el otro lo mismo además la nueva política se dediquen a mentir a los españoles como si fuésemos tontos no tiene perdón. España no se merece gente que quiera gobernar y mentir.

“Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará” vienen a decir ambos líderes políticos. Porque querer suprimir las diputaciones provinciales por un supuesto ahorro económico es, sencillamente mentira. Cualquier político de la oposición, funcionario por oposición, lector de prensa, autónomo o pequeño empresario sabe que el principal gasto que asumen las administraciones,  o las empresas, es el gasto de personal.

Es decir, para que el erario público ahorre con la supresión de las diputaciones habría que echar a la calle a todos los funcionarios de los entes supramunicipales. Unos panes con unas tortas. Qué buenos somos y qué bien vamos a gobernar, tralará. Claro esos funcionarios no se van a ir al paro, será recolocados en algún que otro puesto de la Administración. Luego, ahorro, cero patatero.

“Me encontré con un ciruelo, cargadito de manzanas, tralará”.  Pedro Sánchez y Albert Rivera hablan de una reforma express de la Constitución. O no saben de qué va la Constitución o les importa un bledo mal oliente de idéntico hedor al pacto o acuerdo por ambos firmados “tralará”.

Albert-Rivera-Pedro-Sanchez-Congreso_95250599_446334_4000x2666

Para reformar la Constitución no sólo hace falta que Albert Rivera le haga cariñosas caricias a Pedro Sánchez, sino además el voto favorable de tres quintas partes del Congreso. Y creen ustedes que el PP va a votar a favor de la modificación de la ley de leyes para perpetuar un gobierno del PSOE con el apoyo de Ciudadanos. “Tralará”.

Saben que es imposible cumplir. Que pronunciarse en público sobre esa reforma es mentir. Y se quedan tan tranquilos. Total, el PSOE lleva media vida tomándole el pelo a los españoles y Ciudadanos – que nunca negó su preferencia socialista – demuestra que aprende pronto. Ya saben, todo lo malo se pega. “Ahora que vamos despacio, vamos a contar mentira, tralará”.