El Defensor del Pueblo Andaluz pide a Mamen Sánchez que cumpla con la Constancia

Jesús Maeztu requiere al Ayuntamiento que cumpla los convenios firmados con los vecinos de la barriada jerezana

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha resuelto una queja dirigida al Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), la Consejería de Fomento y Vivienda y la Secretaria General de Vivienda, en la que pide que “sin más demora ni nuevas dilaciones”, se proceda al cumplimiento y ejecución de los convenios firmados con las comunidades de propietarios de las viviendas de la barriada jerezana de la Constancia.

la constancia 2En la resolución señala que hay que tener en cuenta que los proyectos de obra realizados por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) para la rehabilitación de estos siete bloques de viviendas, parece ser que el pasado verano de 2015 se habían actualizado por parte del citado organismo y que ya hay disponibilidad presupuestaria para llevar a cabo su ejecución con cargo al presupuesto 2016 de la Consejería de Fomento y Vivienda.

En cuanto al resto de comunidades de propietarios que no llegaron a firmar convenios para la ejecución de obras de rehabilitación de sus respectivos bloques de viviendas, la resolución indica que “existen al parecer cinco solicitudes de comunidades que cuentan con resolución favorable y proyectos elaborados”, mientras que el resto no han sido objeto de valoración de las obras para la redacción de los proyectos.

Por ello, el Defensor del Pueblo Andaluz recomienda que se convoque a la Comisión de Seguimiento del Protocolo de colaboración entre la Consejería de Fomento y Vivienda, a través de AVRA, y el Ayuntamiento de Jerez, a fin de determinar las subsiguientes actuaciones que sean necesaria para la consecución de los objetivos propuestos, así como el posible calendario de las mismas, que han de pasar necesariamente por la suscripción de los correspondientes convenios con las comunidades solicitantes, debiéndose dar prioridad a aquellos bloques de viviendas que pudieran tener daños estructurales graves.

Cabe recordar que la barriada la Constancia fue construida en 1953 como un conjunto residencial articulado en torno a dos plazas, la de Pedro Romero y la de Rafael Molina ‘Lagartijo’, y se extiende por cuatro calles paralelas y contiguas a dichas plazas. Todos los bloques que la conforman, 49 edificios, tiene bajo y tres alturas, con dos viviendas por planta hasta un total de 320 viviendas.

Según el informe del Defensor del Pueblo, las técnicas constructivas utilizadas en su ejecución y el deterioro ocasionado por la falta de mantenimiento ha provocado la aparición de patologías estructurales que requieren intervención.

Así, en algunos casos es necesario rehabilitar los forjados y elementos horizontales ante el deterioro del acero y su pérdida de capacidad portante, unido a la recuperación de las cubiertas, revestimientos o instalaciones comunes. En otros la situación estructural no es tan grave, pero hace falta reparar revestimientos, cubiertas, instalaciones y otras mejoras en zonas comunes y viviendas.

No obstante, recuerda que la barriada ha sido objeto de un proceso de intervención a través de varios programas. Así, a través del programa de Rehabilitación Singular, que desarrollaba al Plan Andaluz de Vivienda y Suelo 2005-2007, y gestionado por la entonces Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), solicitaron ayudas al amparo de este programa, en la primera convocatoria (2005) un total de 31 edificios, y otros cinco en la convocatoria de 2007.

Porteriormente, entre noviembre de 2007 y noviembre de 2008 se iniciaron las obras en seis edificios acogidos a este programa, finalizando las mismas entre 2009 y 2010.

Además, en octubre de 2008 se produjo un derrumbe de forjado en un edificio de la Constancia, en la calle Pedro Romero, y como consecuencia de ello se contempló la necesidad de incluir obras de carácter estructural. Así, el 19 de octubre de 2009 se firmó un protocolo entre la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio y el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera para la rehabilitación de 36 edificios en la barriada, con 284 viviendas.

Este protocolo determinaba, en primer lugar, que la Consejería se encargaría del desarrollo y ejecución de 36 actuaciones de rehabilitación en la Constancia, en concertación con el Ayuntamiento y las comunidades de propietarios.

EPSA realizaría los estudios técnicos necesarios para determinar las actuaciones específicas a realizar en cada caso y el Ayuntamiento de Jerez asumía la intermediación con los vecinos y las comunidades e intercomunidades de propietarios, así como la gestión y los costes de realojo de vecinos si éstos fueran necesarios.

Según el Defensor del Pueblo, hay compromisos de ejecución de obras de rehabilitación asumidos por la Consejería de Fomento y Vivienda, a ejecutar a través de AVRA, para siete bloques de vivienda con los respectivos convenios firmados por todas las partes (alguno de ellos suscrito en 2011), que han venido siendo “sistemáticamente incumplidos” y sin que se haya podido determinar la causa de que finalmente, dichas obras no fueran presupuestadas e iniciada su ejecución en el año 2015.

Por ello, el Defensor del Pueblo resuelve que “sin más demora ni nuevas dilaciones”, se proceda al cumplimiento y ejecución de los convenios firmados.