“El acuerdo de investidura se rompe si la Ayuda a Domicilio no se municipaliza”

Izquierda Unida considera que la gestión directa del servicio supondría un gran ahorro para la ciudad

Izquierda Unida lo tiene claro. Si la empresa concesionaria del servicio de ayuda a domicilio se marcha en octubre, esa es la fecha que ha de marcar en rojo el Gobierno Local para la municipalización del servicio.ayuda a domicilio

Y es que, frente a las informaciones que abren la puerta a una posible prórroga a la actual concesionaria o, en su defecto, la redacción de un nuevo pliego de condiciones para volver a sacar a concurso el servicio, el Grupo Municipal de IU lo tiene claro y no contempla ningún otro escenario que no pase por la municipalización de este servicio. No en vano, el programa electoral de esta organización política ya recogía la apuesta política por la gestión de este servicio desde lo público y el acuerdo de investidura, que propició que el PSOE pudiera acceder al gobierno, la ratifica.

A juicio de Izquierda Unida, la municipalización de la Ayuda a Domicilio no sólo supondría un importante ahorro, sino que además permitiría garantizar desde lo público que el servicio se presta en las mejores y más dignas condiciones, algo que redundaría positivamente en los usuarios del mismo y también en las trabajadoras.

No en vano, la Ayuda a Domicilio es un servicio público esencial que actualmente está en manos de una empresa privada que convierte esta prestación básica y obligatoria en un negocio.

El único obstáculo que, según Izquierda Unida, habría que superar sería el desfase de tesorería que podría ocasionar la medida, debido a que la Junta abona el 80% del servicio a seis meses vencidos, un obstáculo que podría resolverse, si existiese voluntad política, previa negociación con la Junta de Andalucía.

De hecho, según ha podido saber IU, la Junta ya trabaja en la puesta en marcha de un nuevo mecanismo para hacer frente a los pagos en tiempo y forma, que pretende poner en marcha precisamente a partir del próximo mes de octubre.

Es por ello que Izquierda Unida considera que la municipalización de este servicio es un objetivo irrenunciable de cara al próximo debate presupuestario. Según Ruiz-Berdejo, Portavoz del Grupo Municipal, “la municipalización de servicios como el de la Ayuda a Domicilio es una línea roja para esta formación política. El momento es ahora, que la empresa se marcha en octubre, y no caben excusas que justifiquen que siga, un sólo día más, en manos privadas”.