Ruiz-Berdejo: “No votamos a Mamen Sánchez para esto”

El líder de Izquierda Unida en Jerez afirma que son “la única izquierda” de la ciudad

  • Señala que hasta la fecha el gobierno del PSOE no ha cumplido. Pone un notable en intenciones pero suspende en políticas

  • Ruiz-Berdejo considera que este gobierno local no tiene un plan y están “más pendientes a resolver problemas que a tener una apuesta decidida”

  • No descarta la posibilidad de entrar en el gobierno municipal, solo si Ganemos les acompaña

  Entrevista a Raúl Ruiz-Berdejo, líder de IU Jerez,  por Carlos Sevillano  

Raúl Ruiz-Berdejo, coordinador local de Izquierda Unida en Jerez, es un enamorado de la política, un tipo agradable que le encanta hablar de política y sobre todo con principios. Puntual, nos recibe en la puerta del Ayuntamiento de Jerez para charlar en una cafetería del centro de la ciudad sobre política y gestión municipal, de Semana Santa, de Onda Jerez, nos presenta la candidatura de Unidad Popular y, en definitiva, nos muestra el lado más personal del líder de Izquierda Unida en Jerez.

20151123_112010

¿Cómo cree usted que se puede detener el avance del terrorismo yihadista?

Estamos ante un problema estructural que tiene que ver con la lógica capitalista, imperialista, de intervención en países de Oriente medio con fines estratégicos y, en muchos casos, económicos. Se ha estado usando a esos terroristas para desestabilizar por distintos intereses algunos países de la zona y cuando se alimenta un monstruo de estas características al final se vuelve contra tí. Lo vimos con Al Qaeda y ahora lo estamos viendo con el ISIS. Creemos que es necesaria una nueva política de intervención en África y en Oriente medio alejada de la que hemos estado llevando a cabo. Creemos que es un error. Francia ha estado armando a bandas terroristas llamándolos en aquel momento rebeldes para desestabilizar el gobierno de Siria. No es ni mucho menos una justificación, nada más lejos de la realidad, pero creemos que el terror no se puede combatir con más terror. Tenemos que poner un poquito de sensatez y extremar las precauciones porque estamos viendo que el otro día ocurrió en Paris, Bruselas en alerta.. dicho esto y teniendo claro que hay que hilar fino con la seguridad, lo que no podemos es utilizarlo como excusa para recortar libertades, que tanto tiempo y trabajo nos han costado conseguir.

Usted públicamente se define comunista, ¿qué opina de los regímenes comunistas que todavía quedan?

El comunismo como principio ideológico sigue presente, sigue siendo válido. Es cierto que en algunos lugares se han cometido errores muy importantes, pero yo creo en el comunismo como una forma de vida. Me defino comunista porque intento ser comunista todos los días. Entendiendo al comunista como alguien que se preocupa por el bienestar de los demás. Que creen que los Estados tienen que intervenir en la política económica de los respectivos países y que los medios de producción no pueden estar en manos privadas. Hay que socializar los medios de producción en busca del beinestar social y general. Es evidente que hay hechos en algunos regímenes comunistas que yo no puedo dejar de condenar pero también hay aciertos de los que tenemos que aprender.

¿Por qué un trabajador municipal de la TV ha dado el paso a la política?

En cierta forma todos deberíamos ser políticos, un trabajador municipal, un albañil. El gran problema de la sociedad es que ha dejado de hacer política. Ha llegado a interpretar que la política no era cosa suya. Eso tiene que ver con el bienestar y el acomodo de la clase trabajadora en general. Es importante que la gente que tenga ideología y tenga principios participe en la política de muchos modos y no necesariamente estando en un partido político, puede ser desde movimientos sociales, colectivos de trabajadores o de empresarios.

En mi caso, desde Onda Jerez he vivido la actualidad política muy de cerca, siempre he estado muy implicado y también mi participación desde el partido comunista y en Izquierda Unida pues uno decide y los compañeros también le empujan a dar el paso.

Diagnóstico de Izquierda Unida como partido en Jerez.

Hemos atravesado por un momento complicado de renovación, la organización entendió que había que cambiar rostros. En los estatutos tenemos la limitación de permanencia en los cargos. Fuimos a unas Primarias, en cierto modo, una confrontación interna entre personas que piensan de forma diferente en una organización y que evidentemente deja heridas entre nosotros. Nos enfrentábamos a continuación a unas elecciones municipales muy complicadas, con un candidato nuevo y una lista renovada. Teníamos a Ganemos, que competía por una parte de nuestro electorado, Ciudadanos, que no éramos capaces de medir hasta qué punto iba a entrar con fuerza en el Ayuntamiento y a un PSOE, que poco a poco se recuperaba.

Hoy en día estamos satisfechos con lo conseguido. Intentamos que Izquierda Unida no sea una sola persona, que sea un proyecto colectivo donde distintas personas sean capaces de hacer política y preparadas para ser la alternativa de este Ayuntamiento.

Diferencias entre su partido y Ganemos Jerez y Podemos en general.

Son dos cosas diferentes Ganemos y Podemos. Izquierda Unida viene de una tradición de lucha, de una herencia del partido comunista que luchó contra el franquismo durante tantos años, tiene un discurso de clase, asentado, centrando el debate en el conflicto capital-trabajo y Podemos es otra cosa, con un discurso más ciudadanista, hasta cierto punto populista, quizá electoralmente funcione mejor pero a nosotros nos cuesta trabajo asumir por tradición y por principios. Nosotros entendemos la política como un instrumento para cambiar las cosas en una sociedad de clases como la que tenemos y Podemos no afronta el debate desde esa perspectiva.

¿Qué necesita Jerez?

Jerez necesita mucha política. Esta ciudad después de la crisis de las bodegas se ha quedado sin una estrategia, sin una apuesta clara de ciudad. Nos refugiamos en el ladrillo con las consecuencias que estamos padeciendo después de la burbuja inmobiliaria y nos refugiamos también en el turismo, pero es un turismo que depende mucho de la fiesta. Eso hace que esté concentrado en épocas muy determinadas del año y se traduce en contratos temporales, hasta cierto punto, precarios.

Hay que apostar por un cambio del modelo productivo. Tenemos una oportunidad fantástica con la agricultura con uno de los recursos endógenos que tenemos en esta tierra. Hay que echar a andar la agricultura. Queremos una estrategia consensuada por todos y para tener la garantía de que el que llegue tenga la convicción de que esa es la estrategia acertada para continuar en el camino.

¿Se están haciendo las cosas para conseguirlo?

Hasta la fecha, no. En el actual gobierno local hay buenas intenciones pero falta mucha política. No estamos satisfechos con el resultado. No le votamos en la investidura para esto, queremos mucho más. Jerez se está desangrando con gente haciendo cola en los comedores sociales, con muchos ciudadanos que no tienen un empleo aunque sabemos que las cosas no se pueden conseguir de la noche a la mañana, sí se está tardando en tomar decisiones de calado. Se están aprobando importantes iniciativas con el Plan de desarrollo rural, con suministros mínimos, la propuesta anti desahucios, se debaten en los Plenos pero vemos que no se terminan de aprobar. Falta iniciativa en el gobierno para echar a andar esas propuestas nos preocupan mucho.

¿Han cumplido el gobierno de Mamen Sánchez?

Hasta la fecha, no. Tenemos que ser exigentes con el gobierno.

¿Satisfacción o decepción?

Satisfechos no podemos estar. No sé si decepcionados porque podríamos pecar de impacientes pero falta para sentirse satisfechos. Queremos que las cosas se hagan porque Jerez no se puede permitir el lujo de esperar mucho más por los índices de paro que tenemos, hay familias que prácticamente no tienen ningún ingreso y necesitan de la intervención de este Ayuntamiento y tenemos que empezar a dejar a un lado las palabras y convertirlas de una vez por todas en hechos.

¿Se arrepiente de haber apoyado al gobierno de Sánchez?

Teníamos una disyuntiva complicada. Por principio no podíamos dejar gobernar al PP, sobre todo después de una legislatura en la que había tomado decisiones que chocaban radicalmente con nuestra forma de ver las cosas. Tampoco teníamos muchas más alternativas. Solo nos quedaba dejar gobernar al partido socialista e intentar desde la oposición mirar las políticas y fiscalizar un poco en busca de políticas que tuvieran que ver con esa concepción con lo que tiene que ser esta ciudad. La única solución o alternativa hubiera sido entrar en el gobierno pero entendíamos que no se daban las condiciones y seguimos viendo que sería complicado aterrizar ahí.

¿Qué nota le pone al PSOE?

En cuanto a intenciones, diálogo, consenso con el resto de partidos un notable, un 7, y en cuanto a políticas, insuficiente, un 4.

20151123_111749

Después de las elecciones generales, ¿hay posibilidad de que entren en el Gobierno?

El debate siempre ha estado abierto, en cierto modo. Es una posibilidad que no está cerrada. Realmente han cambiado las cosas. Cuando en junio nos planteábamos si participar o no en el Gobierno lo enfocábamos desde un punto de vista práctico, hasta qué punto íbamos a poder aplicar las políticas que llevábamos en nuestro programa y con una correlación de fuerzas que hubiera cambiado de 7 a 2, el margen hubiera sido muy estrecho.

Es verdad que la posible entrada de Ganemos lo cambiaría todo. Ellos comparten buena parte de medidas que tenemos y estaríamos en otra coyuntura. Desde junio hasta ahora en ese sentido ha cambiado poco. El debate lo tenemos porque el gobierno está muy limitado en cuanto a número y dada la complicada situación económica. De momento, no estamos convencidos, no tiene mucho sentido mientras no existan unas garantías para dar ese paso al frente.

¿Qué le parece que el Ayuntamiento asuma el montaje de los palcos de Semana Santa con un coste de 100.000€?

Hace falta un debate profundo, un replanteamiento, que se tiene que afrontar con todos los implicados: con la Unión de Hermandades y todos los partidos políticos. Sentarnos y ver hasta qué punto el Ayuntamiento puede asumir un coste de esa magnitud para la Semana Santa y buscar alternativas con el máximo consenso posible.

¿Cómo se está gestionando el flamenco y los festivales desde el Ayuntamiento?

Nosotros planteamos, y todavía no hemos tenido respuesta a la propuesta del PP de crear una mesa específica para la Bulería, la creación de una mesa para el Flamenco. Creemos que es una oportunidad para esta ciudad. Yo creo que todavía no hemos dado con la tecla, ninguno de los gobiernos ni por supuesto tampoco este, para conseguir optimizar y aprovechar esa posibilidad que el flamenco nos brinda.

Para cerrar con el Ayuntamiento, ¿cuál sería la palabra que definiría la gestión al frente del Ayuntamiento de Mamen Sánchez?

Yo creo que falta agilidad. No sabría decir si es un gobierno que está más pendiente de solucionar los problemas que le van surgiendo sobre la marcha que un gobierno que tenga una apuesta estratégica y decidida, un modelo de ciudad que empiece a defender con la aplicación de políticas. Falta un plan.

Usted ha trabajado en Onda Jerez, quería preguntarle por la situación de la emisora municipal, ¿es una TV pública e independiente?

Yo creo que no. Desde hace muchísimos años Onda Jerez ha sido una televisión utilizada, no sé si consciente o inconscientemente, por el partido que gobernaba. Los trabajadores necesitan además de estabilidad es que sientan que trabajan en un medio público. Somos muy críticos con la gestión económica que se ha hecho con la radio y televisión pública y con la gestión política. Esto viene desde muy atrás. La radio y televisión pública no está cumpliendo con el servicio.

Usted ha trabajado codo con codo con el anterior gobierno para evitar el cierre, en este momento hay incertidumbre por los retrasos. ¿Se están haciendo bien las cosas?

Hubo algo que nos molestó con respecto al gobierno anterior y fue la toma de decisiones sin escuchar a los trabajadores pero es verdad que fue heredado. No se trata que toda la responsabilidad caiga sobre el gobierno de García-Pelayo, sería injusto que así fuera. Es porque la deuda que arrastraba la televisión venía de muy atrás pero esas decisiones tan radicales sin tener en cuenta a los trabajadores no debían haberse adoptado. De ahí tenemos una primera fase del conflicto con el gobierno y una segunda fase donde buscamos puntos de encuentros para salvar el ente y sí que encontramos maneras. La conclusión fue que cuando fuimos capaces de sentarnos, conseguimos soluciones y no de manera unilateralmente.

No paran de llegarnos quejas desde la Zona Rural qué le dice su alcalde Manolo Bertolet, el único de IU?

Está muy preocupado. Hay que ir a algo nuevo y con el consenso de todos. Hay muchísimo por hacer desde todos los puntos de vista. Si ya los ciudadanos de la zona urbana tienen problema con la situación del Ayuntamiento los de la rural tienen un doble hándicap pues además de todos los problemas económicos están apartados de la ciudad y ahí hay que intervenir cuanto antes. La falta de agilidad de este gobierno se acentúa muy especialmente en nuestra zona rural.

¿Ha podido ser el peor error de IU pactar con el PSOE en la Junta de Andalucía?

No sé hasta qué punto fue un error. Es verdad que los resultados electorales después de ese pacto de gobierno fueron muy negativos y nos pasó más factura a nosotros que al PSOE. Pero el haber tenido la oportunidad de estar en la Junta de Andalucía ha sido importante. Quizá nos haya faltado algo de experiencia en ese acuerdo para temporalizar las medidas que teníamos pactadas y que se hubieran ido aplicando según iba avanzando la legislatura para que no nos ocurriera lo que nos ha ocurrido: que al final nos vimos fuera y hubo grandes apuestas nuestras que se quedaron en el aire. Ya hemos visto cómo el PSOE no tuvo ninguna intención de ponerlas en marcha, como la banca pública.

¿Cómo lleva en casa su estreno en particular como concejal?

Es complicado porque uno le tiene que dedicar muchas horas tanto por las mañanas como por las tardes ya que los dos (concejales de IU) somos nuevos. Yo tengo dos pequeños, uno de año y poco y procuro los fines de semana estar más con ellos. Llevar al mayor al fútbol pero es complicado porque exige mucha dedicación para responder a todo el mundo y que IU sea un instrumento útil. Pero ellos lo llevan más o menos bien.

¿Le engancha la política municipal?

Mucho, me encanta hablar de política. Estar pendiente de las cosas que pasan no sólo del Ayuntamiento sino del conjunto del país y creo que para dedicarse a esto a uno le tiene que gustar. Requiere un sacrificio de horas, de tiempo, muchos quebraderos de cabeza…

¿Se ve usted como alcalde en un futuro próximo? ¿Qué haría?

Hombre yo me presenté y la posibilidad estaba. Es verdad que las encuestas no nos daban gran cosa pero yo creo que el objetivo de IU es visualizarse como la alternativa de izquierdas. Estos cuatro años deben servir para que la gente vea. No tendría sentido presentarse si no es porque creemos y deseamos tener la oportunidad de aplicar nuestras políticas para cambiar las cosas.

Lo primero que haría sería poner el máximo empeño en garantizar un plan de rescate ciudadano para la gente que empieza a perder lo más básico. Es imprescindible que desde el Ayuntamiento se garantice el estricto cumplimiento de los derechos humanos: acceso a la vivienda, al agua, la luz… y en segundo lugar cambiar el modelo productivo que consiga crear empleo de verdad y salir de esta situación medio-ruinosa que nos encontramos.

¿Hay mucho esoterismo en política?

Mucho. Mucho fantasma. (Se ríe) Hay mucho misterio no sé si esoterismo pero sí misterio que desentrañar e investigar. No digo que se puedan arreglar las cosas con ningún conjuro pero sí hay misterio.

¿Por qué votar en este caso a Unidad Popular, la candidatura de IU, el 20-D?

Porque somos la única alternativa de izquierdas. Podemos ha dejado claro que no se define como anticapitalista como republicana, como antimperialista y nos hemos quedado solos. Por supuesto el PSOE dejó de ser de izquierdas hace mucho tiempo y nosotros lo consideramos así. Queremos ser el instrumento de los trabajadores que se levantan cada mañana necesitando vender la fuerza de su trabajo o buscando los recursos suficientes para salir adelante, la única alternativa es Unidad Popular.