Más de 3000 autónomos esperan cobrar ayudas de la Junta de Andalucía de 2015

ATA rompe el diálogo con el gobierno de Susana Díaz mientras no se pague lo que se debe a los autónomos andaluces

Rafael Amor, presidente de ATA Andalucía: “Es inmoral proponer nuevas ayudas para los autónomos si no se ha pagado lo comprometido en los anteriores”.

Más de 3.000 autónomos en Andalucía esperan aun cobrar las ayudas que la Junta de Andalucía concedió en 2015. “Es inmoral proponer nuevas ayudas para los autónomos e implementar nuevos planes si no se ha pagado lo aprobado y comprometido en los anteriores”, asegura Rafael Amor, presidente de ATA Andalucía.

Rafael Amor
Rafael Amor

Por esta razón ATA Andalucía rompe el diálogo que mantenía con la Junta de Andalucía hasta que no se abonen las ayudas pendientes con los autónomos y el resto de las líneas de fomento del trabajo autónomo. “ATA lleva reclamando los pagos de los programas de fomento del trabajo autónomo más de seis meses. La Junta no da respuesta ni se han efectuado los pagos. Ante esta pasividad hemos decidido suspender cualquier tipo de diálogo para desarrollar programas nuevos hasta que no se solucione este problema”, añade Amor

El presidente de ATA Andalucía le ha transmitido hoy a la Junta de Andalucía que “volveremos a la mesa de negociación cuando paguen a los más de tres mil andaluces que esperan desde abril de 2015 recibir una ayuda y el resto de líneas del fomento del trabajo autónomo. A fecha de hoy, aún está pendiente. Y no sólo de cobrar si no en algunos casos hasta de respuesta”, asegura el presidente de ATA Andalucía.

“Hay autónomos dedicados a la formación que no han terminado de cobrar programas pendientes desde 2009”, añade Amor. “Es muy evidente que la estrategia del gobierno para crear empleo da la espalda, una vez más a los verdaderos creadores de éste, los autónomos”, ha recalcado.

La Junta publicó en Boja en marzo de 2015 el decreto-ley 2/2015 de medidas urgentes para favorecer la inserción laboral, la estabilidad en el empleo, el retorno del talento y el fomento del trabajo autónomo en la que incluía un Programa de Fomento y Consolidación del trabajo autónomo dotado con algo más de diecisiete millones de euros destinados. A esta convocatoria presentaron su solicitud de ayuda más de 16.600 autónomos andaluces, sabiendo que la normativa fijaba que el plazo máximo para resolver y notificar la resolución de concesión sería de tres meses contados desde el día siguiente al de finalización del plazo para la presentación de solicitudes.

Hasta la fecha, han sido innumerables los procedimientos legislativos (convalidaciones en Ley, Decretos leyes y derogaciones de decreto), los administrativos (publicaciones de diligencias, requerimientos de subsanaciones, listados provisionales, etc.) y las modificaciones presupuestarias que han llevado a dilatar las concesiones definitivas de las ayudas, contempladas en el programa, hasta junio de este año.

Esta situación ha afectado, directamente, a 1.870 autónomos beneficiarios de las ayudas en las provincias de Granada, Málaga, Jaén, Cádiz y Huelva que aún hoy, siguen sin cobrar al encontrarse en el limbo legal que establece que el abono de la subvención propuesta se materializará mediante una orden de pago por el 100% de su cuantía, como pago único, previa comprobación de la documentación acreditativa conforme a lo establecido en el artículo 86.3.a) de la Ley 2/2015. Pero, la situación es más complicada para los más de 1.300 autónomos beneficiaros de las ayudas en las provincias de Córdoba, Almería y Sevilla que, aún, se encuentran en estado de “beneficiarios provisionales”.

Tampoco se ha librado de los numerosos procedimientos, trámites y retrasos la línea de promoción del trabajo autónomo destinada a favorecer el mantenimiento y la consolidación del empleo autónomo, encontrándose también, a día de hoy, en “compás de espera” el pago de las ayudas.

Para Rafael Amor, presidente de ATA Andalucía, “en Andalucía sobra propaganda y dichos y falta realidad y hechos con los autónomos”.