Los jardines de La Atalaya disfrutan de un nuevo alumbrado más eficiente

Las nuevas lámparas reducirán a la mitad el consumo de las farolas

  • La Agencia Provincial de la Energía es la encargada de la instalación.
  • La próxima medida consistirá en bajar el término de potencia contratado para todo el complejo de los muesos de La Atalaya.

Los museos de La Atalaya en Jerez son un nuevo escenario de pruebas de las medidas de ahorro energético que Diputación resuelve a través de la Agencia Provincial de la Energía. La vicepresidenta segunda de Diputación y responsable del área de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado, ha presentado esta mañana el nuevo alumbrado instalado en los jardines de este complejo, donde se han sustituido las luminarias de 29 farolas. En concreto se han sustituido las lámparas de vapor de mercurio de 150 watios por unas nuevas de halogenuros metálicos de 70 watios, más eficientes y menos contaminantes. El reemplazo comportará una reducción del coste en el consumo, propiciando un ahorro estimado del 50 por ciento.

Maribel Peinado en los jardines de La Atalaya

El nuevo alumbrado se controla mediante un sistema de telegestión, que ha sido probado hoy mismo en La Atalaya ante la presencia de Maribel Peinado. Estas aplicaciones son fruto del convenio suscrito entre la presidenta de Diputación, Irene García –en representación de la Fundación Andrés de Ribera– y la vicepresidenta de la Agencia Provincial de Energía, Maribel Peinado, como responsable del organismo que asume la asistencia técnica.

En el citado acuerdo se establece el desarrollo de hasta tres auditorías anuales por parte de la Agencia, que describirán las pautas para perseverar en el ahorro energético en La Atalaya, tal y como se ha realizado en dependencias propias de Diputación. La Fundación Andrés de Ribera se compromete a destinar un 20 por ciento de los ahorros obtenidos a la implantación de nuevas medidas de contención del gasto. Además, las instalaciones de La Atalaya servirán de sede de jornadas y foros técnicos.

La próxima medida contemplada para La Atalaya es el cambio de potencia contratada para todo el complejo. Con esta revisión, ajustando la potencia a la necesidad real del complejo, se podrá abaratar la factura eléctrica en al menos 5.000 euros anuales.

La Atalaya, con los sistemas incorporados, se convierte en un centro para experimentar novedades que pueden trasladarse al viario y edificios públicos de municipios de la provincia de Cádiz, continuando la tendencia aplicada en los últimos años. Diputación concluyó en 2015 un programa de ahorro y eficiencia energética conforme a un presupuesto de 4´8 millones de euros. Las medidas –destinadas a 36 municipios– han permitido establecer fuentes de energía no contaminantes, además de propiciar ahorros en las facturas eléctricas de los Ayuntamientos.

Maribel Peinado con Angel Dominguez en la Atalaya

En el marco de esta iniciativa se ha renovado el alumbrado del viario público, se han instalado luces con tecnología LED en edificios municipales, paneles solares para la producción de agua caliente sanitaria, instalaciones fotovoltaicas para generar electricidad, además de renovarse alumbrados ornamentales y llevar cabo experiencias piloto. De hecho en 30 municipios de la provincia de Cádiz se ha renovado el alumbrado y se han incorporado sistemas de telegestión similares al instalado en La Atalaya. Estas herramientas permiten controlar cada una de las luminarias del viario urbano, precisar el diagnóstico de cualquier incidencia, mejorar la planificación y modular la intensidad lumínica de zonas específicas conforme a las circunstancias de cada época del año.

El programa de ahorro y eficiencia energética ha contado con la cooperación del IEDT y la Agencia Provincial de la Energía. El 80 por ciento del presupuesto procede de los fondos europeos FEDER y el 20 por ciento restante es asumido por Diputación con recursos propios.