Madres divorciadas y trabajadoras piden a la Junta servicios educativos básicos para sus hijos

Envían una carta a la Junta solicitando acceso al comedor y al aula matinal del CEIP La Unión. Hay una recogida de firmas disponible para pedir una solución

Un grupo de madres trabajadoras y divorciadas, cuyos hijos se han quedado sin plaza en el aula matinal y comedor del centro escolar al que asisten todos los días, piden a la Junta de Andalucía servicios educativos básicos para sus hijos. Este colectivo sostiene que su horario laboral les impide llevar y recoger a sus hijos del colegio y no disponen de red de apoyo familiar.

Dos de las afectadas enseñando la carta remitida a la Junta de Andalucía.
Dos de las afectadas enseñando la carta remitida a la Junta de Andalucía.

“Consideramos que los hijos de padres y madres divorciados no acceden en condiciones de igualdad a dichos servicios” indican en la carta que envían a la Delegación de Educación en Cádiz e Inspección Educativa de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. En concreto “que se revisen y hagan públicos los listados de baremación para el acceso al comedor y aula matinal del CEIP La Unión, y se amplíe el número de plazas a dichos servicios complementarios”.

Hay que destacar que existe una recogida de firmas en el portal change.org para intentar por esta vía solucionar el problema que viven estas madres.