Fran Gómez: “Tomo la alternativa para seguir toreando”

El novillero gaditano se hará matador en Sanlúcar el 2 de octubre

El mismo día de la presentación en Jerez del cartel de su alternativa habíamos quedado con Fran Gómez en vernos para una entrevista a publicar en los diarios digitales del Grupo Mira. Fran estaba en plena preparación pero se mostró enseguida dispuesto a compartir un rato con nosotros y con los lectores con el fin de contar sus impresiones y recordar su trayectoria seguida hasta aquí, hasta el momento tan importante que le ha llegado. El gaditano se va a convertir en matador de toros en Sanlúcar el próximo domingo.

fran-gomez-1

¿Cómo surgió la idea de la alternativa y cómo está el ánimo?

El ánimo está por las nubes, porque es alcanzar una meta que se proponen todos los que empiezan en esto. El año pasado estuve a punto de tomar la alternativa en San Fernando pero no pudo ser. Hablando con Antonio José Blanco hace mes y medio, me sacó el tema y me mostré dispuesto, porque me dijo que se podría llevar a cabo en Sanlúcar. Así, empezó a hablar con la empresa.

¿Cómo va la organización?

La empresa de Sanlúcar se encarga prácticamente de todo. Tengo muchos seguidores en mi ciudad. Se han puesto allí tres puestos de venta de entradas y van a buen ritmo. Esperamos que de Cádiz vayan al menos mil personas a la plaza.

¿Desde cuándo no tomaba la alternativa un torero de Cádiz?

Hace mucho desde los dos últimos matadores; sesenta y ocho años el uno, en El Puerto, y setenta el otro, en Cádiz. Allí siempre hubo muchos toreros: Jerónimo José Cándido, El Marinero, Rebujina, la familia Ortega, el barrio de Santa María…. Es una pena que, por motivos políticos, derribaran la plaza de Asdrúbal. Es la única capital de provincia que no tiene plaza de toros, cuando allí se inventó el toreo a pie, en la plaza de San Antonio.

Hablemos de ti. ¿Cómo empezó tu afición?

Mi padre y mi abuelo eran aficionados; mi padre, además, era amigo del mayoral de Mari Carmen Camacho. Una vez, cuando yo era muy pequeño y estaba dando guerra, mi madre puso la televisión con un vídeo de una corrida de toros y me quedé extasiado. Con cuatro años me apuntaron a la escuela taurina de San Fernando, dirigida por Antonio Pérez, con la idea de que fuera sólo aficionado, pero a los nueve años me pusieron ante una becerra en Los Derramaderos y luego, con diez años, me regalaron otra por la primera comunión. En la escuela debuté, de corto, el año 2005. Otros profesores eran Felipe Romero y el banderillero Santi Ruiz.

¿Y la escuela de Jerez?

En 2006, a los quince años me apunté en la escuela de Jerez, lo que fue un cambio muy bueno porque el maestro Antonio Lozano supo apretarme e hizo que aprendiera mucho. Tengo buenos recuerdos de los otros profesores. Ordóñez era el presidente; Osorio nos daba teoría taurina; Rafael Valenzuela estaba de mozo de espadas; Pepe, el preparador físico, era cañero; Eugenio Cobo me trataba muy bien; el maestro Cámara se encargaba de los más pequeños. Había muy buen ambiente, con compañeros muy puestos, Sandra, Escot, Manolo y Ángel Puerta, Copanito…; yo era el más joven de esa quinta.

En esa época toreé mucho, unas sesenta o setenta novilladas entre 2007 y 2008. Fui finalista en lo de Canal Sur; quedé segundo en La Maestranza con tres orejas; gané la Carabela de Plata en Huelva; corté oreja en Valencia, en Dax; fui a la oportunidad de Vistalegre; quedé triunfador en un certamen de Linares y en el Encuentro de Escuelas en Montoro; fui triunfador en Algeciras y San Fernando… Gané el certamen “El Puerto busca un torero” sin torear la final, porque tenía compromiso en Dax y mi puntuación de las semifinales era mayor que la de los otros finalistas. Ha sido uno de mis mejores momentos. En aquella época de la escuela, los toreros de línea clásica y técnica, como Rincón, El Juli, Uceda Leal, o Ponce, me servían para regirme. De cada uno cogía los mejores detalles y los intentaba adaptar a mis características; nunca he tenido un torero modelo; sí un prototipo de toreo.

fran-gomez-3

Llegó el debut con caballos.

Fue el 15 de agosto de 2009, con novillos de Montes de Oca, como premio por ser ganador de “El Puerto busca un torero” del año anterior; mis compañeros fueron Sandra Moscoso y José Luis Sánchez, que ahora va de banderillero con José Tomás y David Galván. Acudió mucha gente de Cádiz y fue un día muy bonito, aunque complicado porque hacía mucho viento. Corté una oreja al primero y eso me sirvió para ser triunfador de las novilladas del abono. Después toreé una sin picadores, en el Encuentro de Escuelas de Algeciras, donde estaba anunciado; quede como anécdota. Al poco se hizo cargo de mí Fernando Heredia.

Resume tu etapa, larga, de novillero con caballos.

En 2010 quedé triunfador de Arganda del Rey, absoluto y de la mejor faena, y luego toreé en muchas plazas de Ávila y Toledo. En 2011 toreé cuatro novilladas y vinieron éxitos en San Fernando, Cantillana y El Puerto; ahí Fernando Heredia me abandonó un poco por dedicarse a su hijo. En 2012 me fui a Perú para torear siete festejos en el verano; llevaba más contratos pero renuncié por no estar dotados médicamente y al volver participé en un festival y dos novilladas. Entonces entré en contacto con Morenito de Cáceres, con el cual participé el 2013 en diez o doce festejos, en Los Navalmorales, en Casasviejas, Calatayud y otros sitios. El mejor quite y la mejor faena en Calasparra fueron para mí y dos semanas después me presenté en Madrid con una novillada de Concha y Sierra, la última de la estancia de este hierro en España. Eran unos toros, pero no me impresionaron porque estaba acostumbrado; la semana anterior había matado uno de Valdeolivas, el más grande que he toreado en mi vida. En el primero me ovacionaron y al segundo, con complicaciones, le realicé una faena muy buena y lo maté bien; hubo petición y di la vuelta, aplaudiéndome hasta los del 7. Esa tarde y la faena de Calasparra han sido lo mejor de mi etapa novilleril. 2014 fue un año duro porque no cumplieron la promesa de ponerme por marzo en Madrid y sólo toreé en Las Ventas, el 17 de agosto, y en Calaparra. En 2015 no toreé nada, porque, con la crisis, pedían dinero en todos los lados.

fran-gomez-5

¿Cuántas novilladas con picadores has tenido en la provincia de Cádiz?

He tenido cuatro actuaciones en El Puerto (el debut, dos en 2010 y una en 2011) y dos en San Fernando (en 2011).

¿Cómo defines tu toreo?

Al principio intentaba pulir los defectos del novillo, pero a partir de ir a Perú cambié y ahora me dedico a sacarle lo que realmente tenga, sin perder tiempo. Mi toreo es clásico, técnico y de valor. Si puedo, me los dejo llegar y también me gusta lucir al animal, poniéndolo largo, porque además eso llega al público.

fran-gomez-2

¿Qué ganadería de las que has toreado te gusta más?

La de Valdeolivas, de la familia Gil, que tiene una rama de Marqués de Domecq y otra de Núñez; le tengo cogido el truco. Es un toro grande pero noble. Le he matado unas diez veces y todas he salido por la puerta grande.

¿Cuántos apoderados o encargados han pasado por tu vida?

Podemos decir que Antonio Lozano, que me formó, Fernando Heredia, Luciano Núñez por breve tiempo y Morenito de Cáceres, que era más que nada empresario pero me defendía en los despachos.

fran-gomez-4

¿Cómo ves, desde tu papel de protagonista, la situación actual de la fiesta?

La veo con problemas pero a la vez la veo interesante. Hay una corriente animalista que pone a los animales por encima de las personas. Por otro lado, veo que hay un movimiento entre los toreros jóvenes, que están viendo la posibilidad de abrirse camino y entrar en circuitos en los que hasta ahora sólo entraban las figuras. Se debe cambiar, también, esa moda de que en las plazas pequeñas actúen las figuras, para dejar sitio a los jóvenes y a los toreros que están bregando y esperando una oportunidad.

Algunos pueden pensar que tú quieres tomar la alternativa sólo por el prurito de presumir de matador y luego retirarte. ¿Cómo puedes convencerlo de que no es por el prurito?

Mi alternativa la veo como paso para un cambio. De novillero o pones o no toreas. Los matadores humildes van a plaza duras y yo estoy acostumbrado a ellas, no me echan para atrás. Quiero meter ahí la cabeza. Tomo la alternativa para seguir toreando porque de novillero no se puede.

Fran Gómez junto a Marciano Breña en un momento de la entrevista
Fran Gómez junto a Marciano Breña en un momento de la entrevista

Para terminar, ¿cómo esperas que salga la tarde? ¿Cómo animarías a los aficionados?

Una alternativa siempre es bonita. La corrida, de Domínguez Camacho, es muy buena para Sanlúcar. Tengo mucha ilusión y ganas. Antonio José Blanco cumple diez años de su alternativa y es una buena forma de celebrarlo. Caro Gil lleva tiempo sin torear y es buen momento para reivindicarse. Los aficionados deben demostrar su afición en las duras y en las maduras. El que protesta por que no pongan nombres de humildes aquí tiene la ocasión de apoyar a los que no son figuras, a los que no se ven siempre. A las figuras ya las ven en televisión.

Hasta aquí llega nuestra charla con el próximo matador de toros de Cádiz, que añadirá un nuevo capítulo a la historia taurina de su ciudad trimilenaria, capítulo que empezará el domingo, 2 de octubre, en Sanlúcar de Barrameda, y que le deseamos sea largo y denso, lleno de triunfos, empezando por el día de su alternativa. Mucha suerte, Fran.

No hay comentarios