El Zoo advierte del peligro de abandonar animales exóticos por ser especies invasoras

Pone como ejemplo las cotorras de Kramer, las tortugas de florida y las tórtolas turcas que desplazan a las especies autóctonas

El ZooBotánico de Jerez advierte a la ciudadanía del peligro que supone para las distintas especies de animales autóctonas, la liberación de determinados animales exóticos que suelen tenerse en casa como mascotas y que son consideradas especies invasoras. Este es el caso de las cotorras de Kramer, las tortugas de florida, las ninfas, los periquitos y las tórtolas turcas, entre otras muchas, que suelen escaparse o son abandonadas por sus dueños. Por ello, se insta a los propietarios de este tipo de animales que extremen su cuidado para evitar escapes y, sobre todo, que no los abandonen en los distintos ecosistemas de nuestro entorno.

Especie invasora Kramer

La suelta de estas especies invasoras, sobre todo en el caso de las aves, está afectando al ZooBotánico, como es el caso de la Cotorra de Kramer (Psittacula krameri) que ya habitan en sus jardines.

Expertos del ZooBotánico explican que el hecho de que se trate de un ave muy bella, no puede hacer olvidar a la ciudadanía que se trata de una especie invasora, la tenencia de estas aves supone una gran responsabilidad, ya que al escaparse, se han adaptado perfectamente al medio desplazando a especies autóctonas. Por tanto, hacen un llamamiento a las personas con especies exóticas para que eviten el escape de estas aves, que ya suponen un gran problema en algunas ciudades.

Se trata de una especie catalogada como exótica invasora en 2011 debido a su capacidad de colonizar nuevos hábitats donde pueden provocar problemas importantes. La colonia presente en los jardines del ZooBotánico es de pequeño tamaño (6-9 ejemplares) pero va en aumento. Se refugian en los edificios de la zona y se alimentan en los jardines de los frutos de los árboles (en especial naranjas y dátiles).

Algo similar a lo que ocurre con las cotorras de Kramer, en nuestra ciudad también sucede con otras aves como las ninfas, periquitos y tórtolas turcas, entre otras.

Al margen de este tipo de aves, también preocupa la suelta que hacen en muchos ríos y lagos de nuestro entorno los propietarios de ejemplares de tortugas de florida, que son más voraces que los galápagos autóctonos, y por ello se están propagando. De ahí que se inste a los dueños de este tipo de animales que se abstengan de esta práctica y sean responsables al adquirirlos.

Desde el ZooBotánico se pretende que la ciudadanía comprenda el problema que puede llegar a suponer la invasión de estas especies exóticas, poniendo como ejemplo su proyecto de reproducción del Visón europeo, que está en peligro por el escape de Visones americanos, que son más fuertes y más grandes. La invasión de estos animales ha llegado a ser tan alta que ha precisado que diferentes zoos pongan en marcha proyectos de reproducción de esta especie europea.

A nivel de Andalucía, se considera que hasta 250 especies traídas del exterior están echando con fuerza sus raíces en Andalucía, tanto que con su fácil adaptación han traído en muchos casos el desplazamiento de las especies autóctonas. La Consejería de Medio Ambiente estima que hasta 150 de estas especies exóticas suponen ya un riesgo. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera las especies invasoras, después de la pérdida de hábitat, la segunda mayor amenaza a la biodiversidad.