“Nos guste o no, Lexnet ha venido para quedarse”

Entrevista a Alberto Escudier, presidente de la Comisión de Nuevas Tecnologías del Ilustre Colegio de Abogados de Jerez

Alberto Escudier, miembro de la Junta de Gobierno y presidente de la Comisión de Nuevas Tecnologías del Ilustre Colegio de Abogados de Jerez, analiza cómo está funcionando el sistema Lexnet, comunicaciones electrónicas de la Administración de Justicia, desde su puesta en marcha el pasado mes de enero.

Alberto Escudier 1

Desde su implantación en el mes de enero, ¿cómo está funcionando Lexnet?

El sistema LexNet es una herramienta fabulosa que se ha puesto en funcionamiento de modo desastroso. Ocho meses después del famoso Decreto LexNet (RD 1065/2015, de 27 de noviembre, sobre comunicaciones electrónicas en la Administración de Justicia en el ámbito territorial del Ministerio de Justicia y por el que se regula el sistema Lexnet) todavía nadie ha explicado qué prisas justificaban poner en marcha algo tan trascendental para la Administración de Justicia de un modo tan precipitado y chapucero. Las consecuencias de proceder “al hispánico modo” son de sobras conocidas: falta de infraestructuras técnicas en los Juzgados, falta de formación en los funcionarios, acuerdos “locales” para resolver problemas puntuales, paralización de los Juzgados, etc. Cualquier programa de esta naturaleza exige un período de pruebas (una fase beta) que permita detectar los errores y las incompatibilidades. Actuar como se ha hecho, a las bravas, es un despropósito.

¿Se ha notado un mejor funcionamiento en sistema de notificaciones desde su puesta en marcha?

Desde la Comisión Provincial de Lexnet (en la que nuestro Colegio participa activamente) se ha ido, poco a poco, depurando el sistema. Cuando los profesionales denuncian un problema lo planteamos, lo resolvemos o lo elevamos a los órganos ministeriales y/o autonómicos para su solución. Si está en la mano del Presidente de la Comisión (don Pedro Campoy, Secretario Coordinador de los L.A.J. de Cádiz) se intenta dar una solución directa desde la Comisión mediante reuniones con los Letrados de la Administración de Justicia, circulares, etc. En este sentido es justo destacar el papel de los Servicios Técnicos de la Abogacía Española que dan soporte a nuestro portal “LexNet Abogacía” y, en particular, de nuestro Secretario Técnico, Juan Martínez.

¿Qué ventajas destacaría del nuevo sistema?

Son muchas y, en menos de un año, veremos más. Podemos intervenir en procedimientos que antes requerían de desplazamientos absurdos para presentar un simple escrito. Podemos interactuar con los Juzgados sin recurrir a los servicios de un Procurador (y conste que yo, a título personal, sigo prefiriendo tener a mi lado a un profesional de la representación técnica). Disponemos de herramientas que ayudarán a erradicar el uso del papel en los despachos. De hecho, en 10 años puede que no necesitemos los metros cúbicos que ahora destinamos a archivos de expedientes. El próximo año, si se cumplen las expectativas, los profesionales dispondremos de un acceso “en modo lectura” al mismo expediente que maneja el Juzgado, lo que también ahorrará tiempo y dinero.

¿Qué problemas se han encontrado en su aplicación? y ¿cómo los ha ido solventando el Ministerio de Justicia?

Necesitaríamos un par de horas (o de días) para relatarlos. Ha habido momentos en que costaba trabajo no jurar en arameo y quemarse a lo bonzo en las escaleras del Ministerio. La obligatoriedad del famoso “indice de documentos” en un “PDF” adjunto al escrito era un jaleo absurdo. Ministerio y RedAbogacía solucionaron eso simplificando la presentación de documentos por un sistema similar al que usamos cuando adjuntamos un archivo a un correo electrónico. La capacidad del sistema limitada a 10Mb era otro atraso. Se ha mejorado algo (se amplió a 15Mb) pero sigue siendo insuficiente. Incluso escaneando a baja resolución tenemos muy limitada la capacidad de transmisión lo que supone presentar un segundo escrito y aportar la documentación en soporte CD-DVD cuando la demanda tiene más allá de seis o siete documentos. Por último, las personaciones en la Audiencia en asuntos de turno de oficio sin procurador y las personaciones en Juicios Rápidos han dado (y siguen dando) muchos dolores de cabeza. Para las primeras se está solucionando la presentación a través del portal Adriano (con muchísimas pegas) y las segundas parece, insisto, parece que se han solucionado eliminando un filtro por interviniente. Seguro que me dejo otras miles de cuestiones pero, como decía antes, necesitaríamos horas.

Desde que se puso en marcha el sistema, ¿cuántas notificaciones se han hecho de forma telemática?

Hay que distinguir entre notificaciones realizadas a través de Lexnet Abogacía y a través de las plataformas de los Colegios de Procuradores y de Lexnet Justicia. De las primeras tenemos datos y de las otras no. A finales del mes de julio tenemos, exclusivamente presentadas por nuestros colegiados, más de 2600 escritos, 1000 demandas y 100 ejecuciones. Al tiempo, se han recibido más de 15.000 notificaciones. En los demás portales, es decir, a través de los Colegios de Procuradores y del portal del Ministerio (Lexnet Justicia) estas cifras se multiplican.

Alberto Escudier facebook

Al ser agosto un mes inhábil, ¿durante este mes está previsto que se hagan notificaciones? y ¿cómo puedo afectar a los despachos de abogados?

¿Puedo pedir el comodín de la llamada? En serio, la Junta de Gobierno está muy preocupada con esta cuestión. Tan preocupada como impotente porque la “partida” se ha jugado en Madrid donde el CGAE y el Ministerio han estado negociando. Nos hemos dirigido al presidente de la Comisión LexNet de Cádiz, al CADECA y al CGAE proponiendo soluciones pero, insisto, todo dependía de lo que resultase de esa mesa de negociación.

La postura del Ministerio era clara; las distintas leyes de enjuiciamiento no se han visto modificadas por la entrada en funcionamiento del sistema Lexnet y por ello todos los días y horas siguen siendo hábiles para la práctica de diligencias en el sumario, por ejemplo. Pero también debería ser sacrosanto el derecho al descanso de los profesionales (que es la postura de la Abogacía Española). Una solución que sería aceptable es emular al portal “notificaciones060.es” de la Agencia Tributaria donde el contribuyente puede cerrar su buzón un tiempo (10/15 días). Pero esto exigiría de reformas legales de gran calado que ahora, con las Cortes manga por hombro, no se van a promover.

Esta semana, mientras no se cambian las normas adjetivas, se ha dictado una circular (la 1/2016 del Secretario Coordinador en Cádiz) que hemos reenviado a todos los colegiados. En dicha circular se viene a decir que si el día es hábil se puede notificar y si es inhábil pues no.

En la jurisdicción civil y en la contencioso-administrativa, teniendo en cuenta que agosto es inhábil, que se requiere firma digital de los L.A.J. y que el plazo empieza a contar el 1 de septiembre no veo problemas. Pero en la jurisdicción social (en la que hay ciertos procedimientos en los que agosto es hábil) y en la penal (causas en fase de instrucción), sí. Dicho esto, puedo confirmar que desde la Comisión Provincial se nos ha trasladado un mensaje de tranquilidad. Seamos optimistas, pues.

Por último, en plena transición a la era digital, ¿Cómo se está adaptando el Colegio de Abogados a las nuevas tecnologías? Y ¿los despachos de Jerez?

 Son dos preguntas. Permíteme que me explaye. Desde los tiempos de mi predecesor al frente de la Comisión de NNTT del Colegio, don Antonio Barrera, nuestro Colegio está a la vanguardia de la tecnificación. Ese esfuerzo hemos intentado mantenerlo y, así, disponemos del REGTEL (registro telemático de documentos, papel cero en nuestros trámites), del SIGA (programa de gestión del turno de oficio, expedientes electrónicos de Justicia Gratuita, gestión de recibos y remesas de pagos del turno, pases a prisión, etc.), del DOCUSHARE (que permite el intercambio de documentos entre las distintas comisiones y la Junta de Gobierno) y del TEAM VIEWER (que permite que los técnicos de RedAbogacía actúen en remoto sobre los equipos de nuestros colegiados, producto que, por cierto, usamos muy poco los colegiados). La WEB colegial también se ha renovado y en breve comenzará a dar rendimientos vía publicidad. El SALÓN DE ACTOS ha sido profundamente reformado y dotado de los máximos adelantos técnicos (pantallas, megafonía, proyectores, grabadores, software, etc.). Por último, se han expedido en tiempo record cientos de tarjetas de firma digital, CERTIFICADOS ACA que en nuestro colegio tiene una implantación cercana al 100%. En fechas próximas asistiremos a la puesta en marcha de la llamada CENTRALITA DE GUARDIAS que automatizará y centralizará la prestación del servicio de guardias dejando constancia de las horas de llamada, el centro de detención y la aceptación por el letrado del aviso. En septiembre se inaugurará en la segunda planta de la sede la nueva SALA DE VISTAS para los alumnos del Master de Abogacía (infraestructura que se ha sufragado con una subvención de la Universidad) y que redunda en la economía colegial ya que parte del precio del Master va a nuestras arcas.

Finalmente, también en septiembre, se va a inaugurar un PUNTO DE ACCESO LEXNET en el Colegio para que cualquier profesional pueda conectarse desde allí. Con nuestros recursos, propios de un colegio pequeño, hemos logrado alcanzar niveles de implantación de las nuevas tecnologías propios de Colegios con más fuste. Y ello, como seguro notaréis, permite atender todos los compromisos (de pago, de comunicación, de gestión, etc.) con celeridad y eficiencia pese a nuestro reducido personal. Aquí también hay que destacar el compromiso y profesionalidad de ese personal del Colegio que se ha volcado en el uso de las nuevas tecnologías.

Me preguntas también por los profesionales y debo meditar la respuesta. Con carácter general sí se han adaptado bien a la nueva situación. Algunos han invertido en nuevos equipos (que falta hacía) y han asistido masivamente a las jornadas formativas. Tienen mi aplauso y mi reconocimiento. El Colegio ha sido el ÚNICO colegio de España que ha organizado jornadas formativas periódicas. Dejamos de dar esas conferencias cuando ni uno sólo de los colegiados acudió a las convocatorias. Otros, llamémosles “nativos digitales”, tenían equipos nuevos y capacidad de manejo con lo que no han tardado en incorporarse al sistema Lexnet. Por otra parte, ha habido despachos cuyos informáticos han llevado a cabo una implantación “particular” y que también ha sido eficaz.

Finalmente hay unos cuantos compañeros (pocos) que están sufriendo los efectos de la llamada “brecha digital”. Carecen de los medios técnicos (equipos obsoletos) o de los conocimientos (actualizar el software, mantener los antivirus, transformar en PDF, etc. son cuestiones que les cuestan) o de las demás habilidades mínimas para desenvolverse en el llamado “entorno digital”. A veces, incluso, coinciden en ellos todas esas carencias. A estos compañeros les tiendo la mano y les ofrezco toda la colaboración del Colegio. Dicho lo cual también les advierto, recordando a Darwin y su “Origen de las Especies”, que o se adaptan o perecerán. Nos guste o no, Lexnet ha venido a nuestras vidas para quedarse. Me voy a arriesgar y os deseo a todos un feliz agosto… Lexnet mediante.