Cronología de un desatino

“Jerezanos, no se dejen engañar, no existe negociación, no existe gobierno y no existe Partido Socialista Obrero Español en Jerez”

 Tribuna libre de un Grupo de Afiliados del SIP 

¿Qué harían ustedes si de golpe y porrazo, sin haber formado nunca parte del gobierno de Jerez, se encuentran con la alcaldía en sus manos? Nosotros lo tenemos claro:

  1. Intentaría conocer in situ todos y cada uno de los rincones de lo que no deja de ser una empresa, y parte muy importante de esa empresa son los trabajadores y sus sindicatos, todos, ni buenos ni malos, ni amarillos ni verdes, todos. Pero si comienzas primero por desmontar toda la estructura de Alcaldía, mal vamos. Vale, admitamos que otros lo han hecho antes y son puestos de confianza, en ese caso ya vamos dejando claro que no tenemos ninguna forma nueva de gobierno, es más de lo mismo.
  2. Intentaría conocer personalmente las distintas delegaciones, algo que sí hicieron todos los antecesores y antecesoras, tampoco se tuvo ese honor.
  3. Aquí vendría lo que no haría: Dar carta blanca a un sindicato mientras no hago ni el intento de conocer al resto, seguimos mal. A la vez comienzan los rumores desde dentro de quienes son “buenos y malos” y a quien hay que tocarles el bolsillo, para arriba o para abajo.

Mal, muy mal comienzo tiene esta novela. Ante la nula comunicación, los sindicatos olvidados comienzan a solicitar reuniones de presentación y contacto, ¿Alguna respuesta? Ninguna, ni sí, ni no, ni antes ni después, nada ¿Lo ven normal? Y mientras siguen los rumores que apuntan a que ciertos sectores, colectivos y sindicatos, ya han sido declarados non gratos sin ni siquiera una primera toma de contacto.

Por fin se produce la primera reunión en noviembre. Casi cinco meses tarda en recibir a los representantes de los trabajadores, concretamente hablamos del SIP, cinco meses para contactar con los representantes del 95% de la policía local, un récord. En esa reunión se jura y perjura que cualquier rumor relativo a recortes es falso y que los contactos a partir de ese momento serán periódicos cada tres meses, falso también. Dos o tres semanas después comienza una campaña desde medios afines al PSOE, sí, hay que decirlo así, comprenderán que a todos los policías se nos pongan las orejas tiesas. Se vuelven a pedir reuniones y recibimos la callada por respuesta, mientras ya se habla de Plan de Ajuste, de productividades, de compras de libranza, todo lo que un par de meses antes se rumoreaba y era desconocido para la señora Alcaldesa, ¿Les extraña el proceder?

¿Qué habrían hecho ustedes? Tanto desde el papel de edil como de policía, no hay que olvidar que nuestra alcaldesa es la Jefa de la Policía Local, porque ese es su cargo, inherente al de Alcaldesa Presidenta del Excmo. Ayuntamiento de Jerez, nuestra propia jefa no puede haber estado mintiendo por sistema mientras propicia, o no impide, la campaña de desprestigio iniciada en noviembre. No, eso es imposible, ¿no creen?

Algo fallaba y sigue fallando, y ya han pasado los tres meses prometidos en puertas, en marzo, nueva reunión entre Alcaldía y Sindicato. Nueva solicitud y nueva callada por respuesta ¿Lógico? ¿Normal? ¿Ético? ¿Irresponsable? A partir de aquí ya más o menos todo el mundo sabe el desarrollo de los acontecimientos. El Plan de Ajuste se presenta en rueda de prensa tras constatar los sindicatos, entre ellos el SIP, que otros sindicatos ya tenían conocimiento e información del mismo, e incluso podrían haber formado parte de algunas reuniones en las que se le fue dando forma.

tenemos una delegada de recursos humanos que no sabe de recursos ni de seres humanos

Ante la presión y las pruebas, un viernes a última hora se convoca rueda de prensa y se presenta con el magnífico titular de que los trabajadores municipales “dejaron” de trabajar 185.000 horas el año anterior, un gran aplauso para la alcaldesa. Tira a sus propios trabajadores al ruedo cuando ni siquiera se ha molestado en conocerlos, vende como una ilegalidad lo que se firmó y acordó en mesa de seguimiento del convenio colectivo tras casi tres años de recortes impuestos por el gobierno central.

Se escudan en un Plan de Ajuste impuesto por la gestión de legisladores anteriores para no reconocer la nula capacidad de negociación económica de este gobierno municipal ante órganos económicos superiores.

Como colofón a todo esto, y para sentirse bien ante ellos mismos y la ciudadanía, convocan una Mesa General de Negociación Colectiva a la cual citan y a los que no han tenido la decencia de recibir antes, ¿Y pretenden que se negocie? ¿Que se negocie qué?

En paralelo se realiza una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo donde se crean nuevos puestos directivos a los que se les asigna una mayor valoración en los complementos fijos (específico y de destino), que pasan a ser cubiertos por los mismos técnicos que ya antes realizaban las mismas funciones con las mismas responsabilidades. Ahora aplauso y tres cuartos, ¿Alguien sabe qué significa esto? Pues que ese personal va a ser premiado con una subida de sueldo (en algunos casos de 14.000 euros al año) y que esta cantidad no se verá afectada por el plan de ajuste, ya que “la mayor responsabilidad” se va a premiar con esa subida de complementos en vez de, como venía siendo habitual, con el complemento de productividad, ese que quieren reducir en un 40%. Hagan juego señores y señoras, todo queda en casa.

Ya estamos llegando al final de esta pequeño relato novelado, y tenemos por un lado una plantilla vilipendiada, engañada y difamada, mientras que por el otro tenemos una delegada de recursos humanos que no sabe de recursos ni de seres humanos, tan solo sabe cargar de un lado a otro con tochos de papel, que le preparan y entregan en ciertos despachos, y que intenta hacer tragar con malas artes a los representantes sindicales para hacerlos partícipes de esta merienda de negros que se está realizando en el ayuntamiento de Jerez. No señoras Mamen y Laura, no, así no.

Han tenido que aprobar el Plan de Ajuste a la ligera y con el único apoyo de quienes se decían salvadores de la humanidad, de la clase obrera, o sea de Ganemos. Se lo han presentado a la Interventora con horas de antelación cuando la ley marca 10 días mínimo, han omitido a la ciudadanía de Jerez cuanto de aumento de impuestos conlleva este Plan y a pesar de todo, siguen con comunicados a la prensa donde aun se preguntan el porqué no quieren negociar los sindicatos. Hacen declaraciones del tipo de que no se quieren sentar, cuando lo correcto es CGT, CSIF Y SIP se vuelven a levantar de la mesa de negociación.

Se vuelven a levantar, que se sepa, que no convencen a los representantes de los trabajadores. No hay nada que negociar porque nunca ha habido ninguna propuesta y de hecho las últimas manifestaciones de Mamen Sánchez así lo confirma: “el Plan de Ajuste es innegociable”, entonces ¿En qué quedamos? ¿Qué pretenden quienes se arrogan como defensores de los obreros españoles?

Manipulan hechos, los Sindicatos no es que no se sienten, es que se levantan de la MGNC. Manipulan Documentación, las 37.5 horas están recogidas en Convenio desde 2012. Manipulan a la Sociedad Jerezana, el Plan de Ajuste conlleva un aumento de Impuestos, Tasas y Sanciones. Manipulan manifestaciones, ¿Agresiones a Periodistas? ¿Ataques Sexistas? ¿Uso de Explosivos?

Jerezanos y Jerezanas, no se dejen engañar, no existe negociación, no existe gobierno y no existe Partido Socialista Obrero Español en Jerez, por eso los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Jerez nos seguiremos manifestando un día sí y otro también, haremos ruido, mucho ruido, para que usted vuelva la cara y se pregunte: ¿Qué demonios está pasando en mi ciudad?