Datos económicos y razones culturales justifican los toros en televisión

El informe sobre la audiencia taurina en las televisiones públicas confirma la demanda

Entre 2006 y 2012 RTVE dejó de emitir corridas de toros alegando dos motivos: el elevado coste de estas transmisiones y la coincidencia con el horario de protección infantil. No obstante, este segundo motivo fue eliminado del manual de estilo en el año 2012; respecto al primero, la Unión de Criadores de Toros de Lidia  (UCTL), con el portal La Economía del Toro, publicó un informe en mayo de 2015 con la conclusión es que la Tauromaquia supone un importante puntal de audiencia para las televisiones públicas.

gal_3312_cornada6

En 2012 la corrida emitida desde Valladolid  logró un seguimiento del 12,7 % frente al 10 % habitual y en 2013 el festejo retransmitido desde Mérida logró un 10,8 %, duplicando las cifras obtenidas por TVE el domingo anterior. Los encierros taurinos de San Fermín en 2014 se movieron alrededor del 51,4% de audiencia y en 2015, la cuota de pantalla fue de 69,4%. Además ya se televisan en Estados Unidos, tras el acuerdo entre TVE y NBC Universal. El programa Tendido Cero se ha mantenido, durante el mes previo al informe, como el más visto en las mañanas de los sábados, con una media de  201.000 espectadores frente a 158.000 del segundo. El presupuesto de TVE para gastos externos de contenidos taurinos apenas alcanza los 213.000 euros, incluidos los costes de los Sanfermines (el 0,02 % del presupuesto de 2013), mientras que Tendido Cero cuesta por programa 692 euros en 2014 (el 0,004 % del presupuesto). Hasta aquí los datos del informe.

La encerrona de El Juli retransmitida el 31 de mayo aumentó casi un 30% el seguimiento del primer canal, con 1.112.000 televidentes. Mientras, el primer partido de la final de la Liga ACB entre Real Madrid y Barcelona citó a 704.000 espectadores, el segundo a 800.000 y el tercero a 995.000 (media de 833.000 personas,  un 26% inferior a la audiencia de El Juli en Cáceres). Queda claro que los toros mueven masas. La vuelta de los toros a San Sebastián el 13 de agosto registró en TVE un 10,2% de media y 877.000 espectadores, mientras que el previo congregó a 525.000 personas y un 5,4%. No son grandes datos pero mejora una franja en la que habitualmente se registran peores datos. Comparemos: el primer partido en abierto de la Liga de Fútbol 2015-2016 tuvo una cuota de pantalla del 8% y el “share” del primer partido de las finales de la Liga ACB (baloncesto) se quedó en el 8,6%.

4675859645_3d9cab64ee_bA nivel autonómico, la Fiesta también se confirma como un contenido atractivo para las televisiones. Canal Castilla-La Mancha en 2014, con las retransmisiones taurinas triplicó su audiencia media, levantando su cuota de pantalla del 4 % al 12 %. En 2015, el share medio de las cinco corridas televisadas fue del 12,5% cuando los datos habituales se mueven entre el 4% y el 6%; por tanto, la Fiesta logra registros muy superiores al promedio. En Telemadrid, este año la corrida del 15 de mayo alcanzó un seguimiento del 11,6 % frente a una audiencia media del 5,4 % para dicha fecha; la corrida del 8 de octubre reunió al 32,1 % y triplicó la audiencia media. En Canal Sur el programa Toros para Todos a lo largo del 2014 superó el 20 %, situándose líder absoluto de todas las cadenas. Durante 2015, de abril a septiembre, entre dicho programa y las transmisiones de novilladas se obtuvo una cuota media de 15,9%.

En la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados IU presentó una proposición no de ley contra las retransmisiones de los espectáculos taurinos por televisión pero fue rechazada por la mayoría. El debate surgió a raíz de la retransmisión por TVE de la corrida de Cáceres en la que El Juli estoqueó seis toros en solitario, y cuyos beneficios fueron destinados a beneficio contra el cáncer infantil. El diputado popular Albendea se opuso a la proposición al considerar la tauromaquia ‘manifestación cultural de primer orden’, la cual debe ser ‘fomentada sin importar la edad; si está permitido a un menor ir a ver una corrida in situ, ¿cómo podría prohibirse su emisión por televisión?’. ‘Los toros son una disciplina cultural de España, uno de los tesoros más importantes de nuestro país, un arte del que se desprenden valores importantísimos que deben ser inculcados desde la infancia’.

1334330635180TVE, por su parte, justifica estas retransmisiones en el marco del convenio firmado recientemente por la Corporación RTVE y distintas instituciones del mundo taurino con el objetivo de divulgar la tauromaquia. Este acuerdo se firmó en julio y en él TVE se comprometió a emitir al menos dos corridas de toros al año.

¿Y en Portugal? La retransmisión del 2 de julio de la corrida en Campo Pequeño fue un éxito de audiencia. Los picos de audiencia llegaron a 700.000 personas, superando la cuota de pantalla de otros canales generalistas. A partir de las 0.30, los datos se dispararon hasta alcanzar el 21% del share. La cuota media de la RTP, del 13%, se elevó al 15,2% durante las más de tres horas de festejo.

Con este mini informe hemos ofrecido datos que pueden ser desconocidos para el gran público pero son positivos para los aficionados. Tanto en TVE como en las televisiones autonómicas, ya sean corridas o programas taurinos, la audiencia supera con creces a la media de programas, horas y días equivalentes (e incluso a los partidos de baloncesto o a algunos de fútbol); por ello, no se puede alegar razón económica para justificar una desatención televisiva al mundo de los toros.

No hay comentarios