Tanto la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado como los representantes de la Asociación Canina Jerezana La Manada, que gestiona los dos centros de espaciamientos caninos existentes en nuestra ciudad, han lamentado el acto vandálico sufrido en el situado en La Marquesa que ha deteriorado la valla que lo rodea.

El acto vandálico, que ya ha sido denunciado,  se registró en la madrugada del pasado viernes y aunque no  impide el desarrollo de la actividad,  “es lamentable porque ha sido inaugurado recientemente”. 

Técnicos de Medio Ambiente han procedido a realizar en la medida de lo posible el arreglo de los daños causados a la valla del recinto.