Se trata de un Peugeot New Boxer con habitáculo interior y equipamiento que permite la toma de declaraciones e inicio de diligencias en el mismo lugar de un accidente

Javier Durá: “Contribuye a mejorar la atención policial en el mismo lugar de los hechos a los ciudadanos afectados y mejora las condiciones de trabajo de los propios agentes”

 La Policía Local cuenta desde el pasado lunes con un nuevo vehículo especialmente diseñado y acondicionado para la atención a los accidentes de tráfico e iniciar la confección de su correspondiente atestado en el mismo lugar del suceso.

El vehículo, marca Peugeot modelo New Boxer, ha tenido un coste de 37.000 euros, incluyéndose en esta cuantía su adaptación técnica policial. Su adquisición ha seguido los procedimientos reglamentarios que marca la Ley.

El mono-volumen dispone de espacio interior suficiente para la toma de declaraciones de los afectados por los accidentes. De hecho, tiene un habitáculo adaptado para oficina contando con todo el material necesario. En su interior pueden permanecer tres personas sentadas holgadamente, y además permite estar de pie ya que la altura de su techo así lo permite.

Igualmente, en aras de la confidencialidad de los ciudadanos, los cristales son tintados de forma que el interior no es visible desde el exterior. Ello es especialmente importante para salvaguardar la intimidad de los ciudadanos que son requeridos para realizar diligencias relacionadas con delitos contra la Seguridad Vial o la realización de las pruebas de alcoholemia.

Asimismo, en la parte trasera dispone de compartimentos de carga para transportar diverso material de señalización que garantice la seguridad en las zonas de los accidentes de tráfico y que serían utilizados para acotar la zona afectada.

UN VEHÍCULO DEMANDADO Y NECESARIO

El delegado de Personal y Seguridad, Javier Durá, ha explicado que “se trata de un vehículo demandado durante años por parte de los agentes de la Policía Local y que contribuye a mejorar tanto la atención policial en el mismo lugar del suceso como a los propios afectados, que podrán realizar las declaraciones sobre lo ocurrido inmediatamente después de ocurrir el accidente en cuestión, sin tener que desplazarse a dependencias policiales”.

Durá ha añadido que “seguimos en la senda de facilitar en la medida de las posibilidades económicas del Ayuntamiento la mejora de los medios de la Policía Local. Ha sido una prioridad durante la legislatura y somos conscientes de que aún queda trabajo por hacer al respecto”.

RENOVACIÓN DE VEHÍCULOS DE LA POLICÍA LOCAL

Este vehículo se suma a los adquiridos por el Ayuntamiento en la presente legislatura para la renovación del parque móvil de la Policía Local. En este sentido, cabe recordar la adquisición de  cuatro vehículos-patrulla que estaban en “renting” en propiedad; cuatro vehículos en propiedad y nuevos marca Ford C-MAX, adaptados a radio-patrulla; dos motocicletas Honda; dos vehículos “todo-camino” Dacia Duster cuya función prioritaria es ofrecer cobertura en la zona rural;  cinco motocicletas Yamaha, modelo trail, de patrullaje, también aptas para zona rural por condiciones técnicas y seis vehículos tipo turismo cedidos por Ajemsa, de apoyo logístico y para servicio administrativo del cuerpo.

NUEVO “TODO-CAMINO” DE PROTECCIÓN CIVIL

De igual modo, el Servicio de Protección Civil también ha incorporado esta semana un nuevo vehículo de apoyo al Puesto de Mando Avanzado (PMA) y que prestará servicio en los distintos dispositivos de grandes eventos de la ciudad.

La adquisición del vehículo, modelo Renault Dacia Duster de perfil “todo-camino” (dadas las competencias de Protección Civil tanto en el casco urbano como en la zona rural de la ciudad), ha tenido un coste de 16.000 euros y ha seguido igualmente los procesos reglamentarios que marca la Ley.