El Big Data se abre paso en las grandes empresas

Un 35% de las empresas de más de 500 empleados han invertido en su uso en 2016 y más de un 20% de las pymes lo ven interesante

  • El experto en la captura de datos comienza a ser una de las profesiones más demandas en España ya que, a diferencia de las bases tradicionales, permite trabajar con datos en su gran mayoría a tiempo real, para convertirlo en información en la toma de decisiones
 Por Roxana Sáez 

La era digital ha dejado de ser futuro para convertirse en presente. La revolución tecnológica y todo lo que implica la automatización es una realidad que ha entrado con fuerza en el año 2017. Lo que hace unos años era una película de ficción es ya una realidad cada vez más cercana, siendo cada vez más las noticias tecnológicas que van robando tiempo a nuestros telediarios. El último Informe de la Sociedad de la Información en España, elaborado por la Fundación Telefónica, correspondiente al año 2016, así lo confirma.

Entre sus conclusiones destaca el uso cada vez mayor que hacen los mayores de 65 de la Red, una tendencia constante durante los últimos años. Pero ésta no es la única conclusión de este interesante informe en el que se analiza la evolución de la sociedad de la información en España. La decimoséptima edición de este informe documenta las tendencias que han surgido y se han consolidado en el ecosistema digital en España durante el año 2016 y recoge las modas que podrían definir el futuro de las nuevas tecnologías (TIC).

Y es, precisamente, en las nuevas tendencias donde ese concepto, aún desconocido para muchos, como es el Big Data, cobra cada vez más fuerza tras su irrupción entre las grandes empresas como una herramienta capaz de proporcionar una captura y análisis de datos impensable hace tan sólo unos años.

De esta manera, el Big Data para las grandes empresas, la tecnología wearable y los coches autónomos como tendencias de futuro que estarán cada vez más presentes son algunas de las principales conclusiones de este último informe. La digitalización se presenta como una de las grandes oportunidades de cara a la creación de empleo en un mercado laboral que exige un cambio en la forma de trabajar. Nuevas profesiones se abren camino en la transición hacia una era en la que las máquinas no deben contemplarse como una amenaza, sino como una oportunidad para avanzar en una sociedad en la que en período inferior a cinco años desaparecerán un gran número de profesiones que están dando paso a otras nuevas que exigen una mayor cualificación.

El último informe de Randstad Profesional, especializada en la selección de perfiles directivos, mandos y técnicos de alta responsabilidad, apunta al Big Data como una de las profesiones más demandadas en 2017. En su previsión sobre los profesionales más solicitados por las empresas en 2017, después de un año de recuperación económica, asegura que en los próximos años primará la selección de candidatos en una tendencia marcada por el aumento de salarios y la necesidad de atraer el talento.

En base a este análisis, detecta que los profesionales más demandados durante 2017 serán ingenieros, profesionales del sector IT y especialistas en Big Data. De esta manera, “la digitalización marca el paso de este nuevo año y, en este contexto, el perfil profesional que buscan las empresas es claramente tecnológico, con experiencia internacional, polivalencia, adaptación al cambio, visión estratégica, capacidad analítica y grandes dotes de negociación y gestión”, según destaca.

¿Y qué es el Big Data?

El Big Data es el presente de las grandes empresas y las pymes ya empiezan a detectar su potencial, según se destaca en el informe de la Sociedad de la Información en nuestro país. “De hecho, un 35% de las empresas de más de 500 empleados ha realizado inversiones en este ámbito en 2016. Las pymes son conscientes del potencial del Big Data y más del 20% de las pequeñas empresas considera interesante esta tecnología. En las empresas medianas, la cifra llega hasta el 28%. Estos datos nos anuncian que el Big Data todavía tiene margen para crecer”, según se advierte.

El Big Data no es otra cosa que un conjunto de tecnologías y procesos que están permitiendo capturar y almacenar cantidades ingentes de datos de diversos orígenes y tipologías, siendo la base tanto de la digitalización masiva del mundo analógico, como del almacenamiento de los propios datos generados en el mundo digital. Procesos matemáticos y estadísticos que, en definitiva, permiten convertir los datos en información práctica.

Pero el Big Data no es solo la posibilidad de disponer de un enorme volumen de datos, sino que su verdadero éxito radica en la velocidad en la que son analizados para convertirlos en información, incluso en tiempo real, para la toma de decisiones. Barack Obama fue el primero en contratar un Big Data para su campaña electoral y, como curiosidad, Mariano Rajoy también lo hizo en su última campaña, siendo el único partido que logró subir en número de votos.

Las empresas ya están utilizando Big Data para saber qué es lo que quieren sus clientes y conocer a fondo cuál es su perfil, ofreciéndoles un producto o servicio a su medida y mejorando la comunicación con su cliente. En muy poco tiempo esta profesión será tan familiar en nuestras vidas como el abogado, el economista o los médicos. Mientras la tecnología seguirá avanzando a un ritmo en el que el gran cambio en el mercado laboral es que ya no el grande se come al pequeño sino el rápido al lento.