La Junta de Gobierno Local ha aprobado iniciar el expediente de contratación de las obras del proyecto de reformado del primer desglosado del proyecto de demolición de la barriada de Cerrofruto. En este primer desglosado se incluyen 11 bloques que se encuentran ubicados en las calles González de Mendoza y beato Diego de Cádiz y que supondrá la demolición de 110 viviendas.

El presupuesto de ejecución de este primer desglosado del proyecto asciende a 203.446 euros y un plazo de ejecución de dos meses. Las previsiones del gobierno municipal son que estas obras de demolición puedan comenzar a principios de este verano.

Esta actuación se incluye en el Plan de Actuación 2014-2015, que incluye la realización de 40 proyectos prioritarios para la ciudad, respondiendo a demandas históricas de los ciudadanos y priorizando proyectos de recuperación de patrimonio histórico, vivienda social, dotación de equipamientos, actuaciones medioambientales,  e impulso de los espacios industriales y productivos de la ciudad. Estos proyectos se realizarán con cargo a parte del segundo pago del canon de la concesión del agua.

El delegado de Urbanismo y Movilidad, Agustín Muñoz, ha explicado que “una vez aprobada en Junta de Gobierno Local los últimos trámites legales, hemos podido iniciar el proceso de contratación de las obras de demolición. Hay que recordar que estos trámites estaban relacionados con la autorización por parte de algunos propietarios para proceder al derribo de sus viviendas. Desde el gobierno municipal hemos intentado ser lo más escrupulosos posibles a la hora de iniciar este proceso de licitación, respetando en todo momento la legislación vigente”.

El delegado también ha incidido que “los vecinos de Cerrofruto han estado plenamente informados de todas las actuaciones que hemos realizado desde el gobierno municipal con el fin de poder iniciar la tramitación de las obras de demolición”. En este sentido hay que recordar que el delegado mantuvo a principios de mes una reunión con los representantes de la asociación de vecinos de Cerrofruto para explicarles la situación.

En aquella reunión, el delegado ya explicó a los vecinos que en esta primera fase de demolición se había conseguido ampliar el número de bloques, ya que en principio se contemplaba el derribo de ocho edificios y se ha conseguido ampliar hasta 11 con el objetivo de acelerar al máximo el procedimiento.