El delegado de alcaldía de la Guareña, Ildefonso Roldán, ha expresado su agradecimiento a la delegada de Medio Rural, Susana Sánchez, y a la Escuela de Adultos Victoria Alba por su colaboración para hacer posible la apertura de un aula de Educación Secundaria de Adultos (ESA) con veinte alumnos en la barriada rural.

Todo comenzó –explica- cuando se dio cuenta, tras un sondeo personal como delegado de alcaldía, de que un buen número de adultos de La Guareña carecía de graduado escolar. “En su mayoría son vecinos que dejaron de estudiar para incorporarse al mundo laboral, sobre todo a la construcción”, señala. Tras hacerse eco de la necesidad de formar a estas personas, “porque hoy sin graduado es más difícil encontrar trabajo”, el delegado contactó con la Escuela de Adultos Victoria Alba. “Se volcaron desde el principio para ayudarnos”, asegura.

Idelfonso Roldán también contactó con el párroco de La Barca y la delegación de Medio Rural. “Antes que nada necesitábamos un local. Entonces comprobé que el local de la antigua capilla fue cedida siempre que tuviese un uso religioso o educativo. Por ello le pedí permiso al párroco y nos la cedió”. Ya con el local, la Escuela de Adultos Victoria Alba proporcionó los pupitres y la pizarra. Solo faltaba el material. “Susana Sánchez nos envío diverso material escolar: bolígrafos, carpetas y bolsas de estudio”, expone. El aula ha cubierto todas las plazas y el delegado de alcaldía ha visto que se ha hecho realidad la demanda de sus vecinos. Hace unos días, Susana Sánchez e Ildelfonso Roldán asistieron a la apertura del aula para felicitar a los alumnos por el interés mostrado por formarse.