Sanz y Corredera critican la política sanitaria de las cuatro C del Gobierno de Susana Díaz: cierre de plantas, cierre de camas, cierre de centros por las tardes y caos y colapso asistencial en las urgencias”

  • El PP apuesta por “impulsar infraestructuras sanitarias fundamentales como el Hospital de La Línea, el Hare de Vejer, el edificio de Radioterapia de Jerez, la potenciación de la atención primaria y la recuperación del helicóptero del 061”
  • Denuncian “los recortes brutales de la Junta en materia sanitaria en la provincia” incidiendo en “los 19 incumplimiento del Gobierno andaluz en Sanidad en la provincia” y reprochan “el caos sanitario y el ataque de la Junta a los profesionales sanitarios”
  • Critican que “la Junta ha dejado abandonada a la provincia” y afirman que “la mayoría de las prestaciones sanitarias, más del 50%,  están privatizadas, de manera contradictoria con su mensaje de una Sanidad pública”
  • “Tras un ‘trienio negro’, para los gaditanos y andaluces se hace más necesario que nunca un nuevo gobierno en Andalucía, que coja las riendas y apueste por los profesionales y la inversión en Sanidad” y eso lo hará “el PP y Juanma Moreno”

El presidente del Partido Popular de Cádiz y coordinador de campaña del PP-A, Antonio Sanz y la portavoz de Sanidad del PP andaluz, Ana María Corredera, han afirmado, tras mantener una reunión con el sindicatos médico, que “el PP ofrece estabilidad laboral, recuperación de derechos salariales y reorganización de la jornada a los profesionales sanitarios”.

Sanz y Corredera han asegurado que “el PP apuesta por “impulsar infraestructuras sanitarias fundamentales como el Hospital de La Línea, el Hare de Vejer, el edificio de Radioterapia de Jerez, la potenciación de la atención primaria y la recuperación del helicóptero del 061”.

Los dirigentes populares han criticado “la política sanitaria de las cuatro C del Gobierno de Susana Díaz: cierre de plantas, cierre de camas, cierre de centros por las tardes y caos y colapso asistencial en las urgencias”, además de haber realizado “unos recortes brutales, consecuencia de una política sanitaria nefasta y casi inexistente en la provincia”.

En este sentido, han denunciado “el caos sanitario de la provincia y el ataque desmesurado de la Junta a los profesionales sanitarios”.

Asimismo, reprochan “la devastadora política sanitaria de la Junta en la provincia, con despidos y promesas falsas y electorales que han indignado a todos y ha provocado un caos insostenible”.

Los dirigentes populares han alertado que “esta situación lleva produciéndose muchos meses y ha generado una situación de incertidumbre e insostenible para el sistema sanitario gaditano”.

En este sentido, Sanz y Corredera han afirmado que “el PP va a mantener reuniones todas las semanas, comenzando hoy mismo con la que hemos mantenido con el sindicato médico, para analizar de primera mano todos los atropellos, recortes y despidos de la Junta en materia sanitaria en la provincia”, asegurando que “están fuera de toda lógica y representan un ataque directo a la Sanidad de la provincia, especialmente, a los profesionales sanitarios”.

Asimismo, los populares han denunciado “los recortes brutales de la Junta en materia sanitaria en la provincia” incidiendo en “los 19 incumplimiento del Gobierno andaluz en Sanidad en la provincia”, recordando que “el nuevo hospital de Cádiz es un proyecto guardado en un cajón; el nuevo hospital de La Línea es un ‘hospital de campaña’, se retoman las obras en campaña y luego se dejarán; o la ampliación de servicios en el hospital San Carlos de San Fernando”, o “las obras abandonas o paralizadas como la ampliación del hospital de Jerez, el Materno Infantil de Algeciras, el Chare de la Janda, o los numerosos centros de Atención Primaria como el de Chiclana, San Fernando, Zona Norte en El Puerto, el de Arcos, Ubrique, La Línea, Algeciras, San Bernabé, Tarifa, Barbate, Olvera o Rota”.

En este sentido, ha señalado que “la Junta no puede echarle la culpa a los profesionales del déficit en infraestructuras que, de haberse cumplido los compromisos y los proyectos, hubiera salvado la situación actual de caos, incertidumbre e inestabilidad en la que se encuentra el sistema sanitario de la provincia”.

Además, Sanz y Corredera han recordado que “la mayoría de las prestaciones sanitarias, más del 50%,  están privatizadas, de manera contradictoria con su mensaje de una Sanidad pública”.

Caos administrativo y ataque a la estabilidad laboral de los profesionales sanitarios

A su juicio, “la ineptitud del Gobierno de Susana Díaz ha provocado un caos administrativo y ha atacado a la estabilidad laboral, poniendo en jaque a los 8.750 eventuales estructurales y a los 7.000 eventuales no estructurales que tiene Andalucía”.

En este sentido, los populares han criticado a Susana Díaz por “la venta del nuevo modelo de contratación para este colectivo” que, aseguran, “es un nuevo modelo de contrato, al que califican de contrato electoral”.

Asimismo, han insistido en que “ahora Susana Díaz promete la jornada laboral al 100%, precisamente cuando, muchos están en la calle o han sido trasladados”. A su juicio, “se debería haber creado una bolsa única en el SAS, para dar transparencia y eficacia”, pero, lejos de eso, lo que han conseguido es “crear incertidumbre y preocupación”.

A este respecto, apuntan los populares, “un sistema que debería haber sido ágil y transparente, lo han convertido en un problema”, ya que “no se ha informado a los profesionales y no se han tenido en cuenta las actualizaciones, alterando la administración de forma unilateral y provocando el actual caos que vivimos”.

Para Sanz y Corredera, “no es de extrañar que los profesionales amenacen con ir a los tribunales” ya que, consideran que “se trata de un despido camuflado, de en torno a unos 2.000 profesionales, que el PP ya avisó cuando dijo que no cuadraban los presupuestos”.

El ‘trienio negro’ para la Sanidad andaluza

Los dirigentes populares han calificado estos tres años de Gobierno andaluz como “el trienio negro” para la Sanidad gaditana y andaluza, incidiendo en que “Andalucía sigue siendo la Comunidad Autónoma con el gasto sanitario por habitante más bajo de España, situado en 1040 euros, mientras que la del País Vasco está en 1534 euros y la media nacional en 1320euros”.

Asimismo, han denunciado los “tres años de recortes desmesurados”, como pone de manifiesto la propia Oficina de Control Presupuestario del Parlamento, que indica que se han recortado 3.112 millones de euros en materia sanitaria en Andalucía”.

Sanz y Corredera han insistido en “el maltrato continuo durante estos años a los profesionales”, recordando “el recorte salarial en un 10%, asi como el recorte también en un 10% de los complementos” que, reprochan, “no lo van a recuperar”.

En este sentido, han señalado también “el recorte tanto en  2013 como en 2014 del complemento de la extra, así como la congelación del desarrollo de carrera profesional, o los 7.670 puestos fijos perdidos en estos años en la Sanidad andaluza”, cúmulo, todos estos hechos, que ha provocado “el colapso del sistema”.

Además, recuerdan “la deuda sanitaria que tiene la Junta,  debido a una nefasta política en la que solo se gasta, pero no se paga”. En este sentido, los populares inciden en el informe general de 2013 de la Cámara de Cuentas, donde se alertaba del endeudamiento del SAS en un 181% en el año 2013, una deuda que supone 2.370 millones de euros” y que, puso de manifiesto la existencia de “facturas en los cajones”.

Una deuda, señalan, “aligerada y pagada en gran parte”, gracias al compromiso y la buena gestión del Gobierno de la Nación “a través de los Planes de Pago a Proveedores”.

Por todo ello, los populares han afirmado que “para los gaditanos y andaluces, se hace más necesario que nunca un nuevo gobierno en Andalucía, que coja las riendas y apueste por los profesionales y por la inversión en Sanidad” y eso lo hará “el Gobierno del PP y Juanma Moreno”.