La confianza del consumidor subió 4,8 puntos en marzo en relación al mes anterior, hasta situarse en 76,3 puntos, según el Indice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas.

El Indicador de Confianza del Consumidor se ha situado en marzo en 76,4 puntos, lo que supone 20 puntos más que en el mismo mes del pasado año (52,1) y 4,8 puntos más que en febrero de este año, según los datos que facilita el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Este indicador, que mide la posición del consumidor con respecto a la situación actual, futura y pasada,  recupera gran parte de la caída experimentada en febrero y lo hace, en gran medida, por el incremento del indicador de expectativas que sube 4,2 purntos. En cualquier caso, hay que recordar que este tipo de indicadores se realiza sobre 200 puntos, así que todo lo que sea estar por debajo de 100 puntos siempre es un valor negativo.

En relación con el mismo mes del pasado año, el Indicador de Confianza del Consumidor, la evolución sí ha sido muy positiva y se ha incrementado 24,2 puntos, lo que supone un crecimiento porcentual del 31,7 por ciento.

Este trabajo se realiza mediante una encuesta a 1.400 consumidores y se calcula como media aritmética de los balances de la situación actual de la economía familiar, la economía española y el empleo respecto a lo que existía hace seis meses.

El 54,6 por ciento de los encuestados para realizar este indicador considera que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que para el 27,1 por ciento no ha habido cambios y solo el 15,4 por ciento dice que se ha mejorado.

Entre los encuestados para desarrollar el Indicador de Confianza del Consumidor también hay un clara tendencia a que el futuro no será mucho mejor. Así, el 39,4 por ciento considera que habrá un empeoramiento, mientras que el 29,1 por ciento dice que la economía va a ir a mejor.

El 42,4 por ciento de los entrevistados asegura que llega muy justo a final de mes y el 28,9 asegura que ahorra muy poco dinero; lo contrario, que ahorra bastante cada mes, solo lo dicen el 2,4 por ciento de los encuestados.

El empleo tampoco tiene una mejor percepción por parte de los encuestados. Así, el 37 por ciento considera que habrá un empeoramiento mientras que el 32,5 por ciento dice que va a mejorar la evolución del empleo en los próximos seis meses.