Isabel Paredes, delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, acompañada de María del Carmen Martín, presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Parkinson de Jerez (Afeparje), ha dado a conocer el programa de actividades que la entidad social ha organizado en torno al próximo 11 de abril Día Mundial del Parkinson

La delegada ha destacado la importancia que para la ciudad supone disponer ya con una asociación que sirva de referente para las personas padecen esta enfermedad neurológica. “El Parkinson es una enfermedad que produce una incapacidad que imposibilita llevar a cabo las actividades de la vida diaria”. Es por ello que el Ayuntamiento, ante un problema emergente de estas características, “considera necesario dar respuestas por parte de todos los agentes sociales, administraciones, tejido asociativo, entidades socio-sanitarias públicas y privadas”. Isabel Paredes ha subrayado, en este sentido que, el Gobierno municipal, dentro de sus competencias, trabaja en promover la salud a través de un modelo integrador psicosocial desde lo preventivo y apoyado en la información-formación y el asesoramiento personal que redunde en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía”, ha enfatizado.

Isabel Paredes ha insistido en la importancia de la prevención, de diagnóstico precoz, a través de la formación y información de la ciudadanía porque si bien el Parkinson es un trastorno  neurológico que afecta un 2% de la población mayor de 65 años, “el diagnóstico precoz es importante para retrasar la enfermedad, de hecho no hay cifras exactas de afectados porque se calcula que hay unas 120.000 personas pero unas 30.000 puede que tengan la enfermedad pero están sin diagnosticar, están sin identificar”, ha explicado. La delegada ha insistido en la virulencia de la enfermedad de ahí la importancia de que haya referentes como la asociación para que haya comunicación con y entre los afectados. “Es importante que las personas afectadas tengan un referente donde puedan reducir la angustia, la incertidumbre; el estrés que supone un diagnóstico que necesita de un proceso de aceptación. La asociación es una herramienta importante para estas personas. El trabajo en red entre el tejido asociativo y las administraciones facilita el conocimiento; trabajar desde la complementariedad y la transversalidad permite optimizar y rentabilizar recursos”, ha apostillado.

María del Carmen Martín ha expuesto su caso como ejemplo. Con poco más de 40 años y después de tres años de pruebas le diagnosticaron Parkinson. “Tenemos que cambiarnos el chip sobre esta enfermedad porque desgraciadamente no es sólo una enfermedad de personas mayores. No hay un censo exacto sobre su incidencia en la provincia pero se cree que afecta a unas 2.000 personas; en uno de cada cinco casos la persona afectada tiene menos de 40 años, de ahí la importancia del diagnóstico precoz”, ha afirmado.

La presidenta ha señalado que las personas afectadas no sólo necesitan fármacos que estimulen los receptores dopaminérgicos sino que también son necesarias las terapias complementarias, como los talleres de logopedia, de estimulación, y las actividades de ocio y tiempo libre. “A las personas con Parkinson, sobre todo sin son jóvenes, no les gusta contar que tienen la enfermedad. Pero deben saber que es importante romper el silencio, salir a la calle; el Parkinson no es contagioso, no es malo llevar la enfermedad con positividad. Es una enfermedad progresiva que dura en el tiempo. Es normal que personas que ahora tienen 60 a 75 años hayan vivido 20 a 25 años con la enfermedad. Ahora ya no es así se realiza un diagnóstico precoz; tampoco en todos los casos se da el temblor, ni tenerlo significa padecer Parkinson”, ha enfatizado. Maria del Carmen ha invitado a las personas interesadas comunicarse  a participar con la asociación a donde pueden acudir los martes y jueves de 10 a 13 horas en el Centro Social Blas Infante o contactar a través de correo electrónico (parkinsonjerez@hotmail.com).