El Área de Infraestructuras ha ejecutado una serie de trabajos de mejora de acerado en las calles Geraldino y Grandallana, en la barriada Federico Mayo, atendiendo así a las peticiones que han hecho llegar a área vecinos de la zona.

La concejal, María José Rúa, ha explicado que estos trabajos, ya ejecutados, han tenido como objeto el adecentamiento de tramos del acerado de estas calles que se encontraban en muy mal estado desde hacía tiempo, dificultando la accesibilidad de los vecinos y el tránsito peatonal.

Así pues, esta actuación ha consistido en la demolición del tramo de acerado con deficiencias y en la construcción de uno nuevo completamente remozado. Asimismo, se ha reconstruido y pavimentado una escalera de hormigón que unía dos tramos de acerado en desnivel, y se han reparado también varios trozos de hundimientos en el firme.

María José Rúa ha explicado que estos acerados se encuentran situados junto al solar donde se demolió años atrás el antiguo centro de barrio de Federico Mayo, y que no fueron  reparados en su día, por lo que esta actuación ha sido muy demandada en la barriada, dado el estado de deterioro que presentaba y los problemas de accesibilidad que ocasionaba.