El extraño caso de las pegatinas con simbología satánica en el centro de Jerez

En una web asociada al símbolo ofrecen conseguir las claves para acceder a la parte secreta donde se muestra información desconocida

Un grupo de personas han seguido las pistas hasta la Iglesia de San Miguel

Varias personas han encontrado en los últimos días unas extrañas pegatinas en el casco histórico de Jerez con una simbología que les llamaba la atención, en cuyo centro del símbolo contenía un código Bidi, que al acceder conducía hacia una web. La descripción de la misma en Google es inquietante: “Lo que al principio resulta oscuro, al final es claro. No os dejéis cegar por la luz de la sabiduría. Reconoceremos a nuestros miembros”.

En la web se hablaba hasta hace unos días de encontrar una llave a través del laberinto, y aparecían en pantalla tres coordenadas, una llevaba hasta la calle Cotofre, otra a la Plaza del Mercado y la tercera al barrio de San Mateo. El sello, informaban, cubría la semilla del Señor de la Luz.

En esta web asociada al símbolo ofrecían conseguir las claves para acceder a la parte secreta donde se muestra información desconocida. Varias son las personas en Jerez que han preguntado por estas extrañas pegatinas y el contenido de la web, tanto en redes sociales como en foros.

Hasta el momento, la persona que más se había acercado es Adrián Fuentes (tal como nos ha informado él mismo por Facebook), quien había logrado una llave de uno de los lugares indicados en las coordenadas, y en la cual se muestra un código. La imagen de la llave ha sido publicada por @GhostBull (usuario de Twitter). MIRA Jerez ha insertado dicha numeración en la web, pero sólo se trataba de un primer giro al laberinto y solicitan más claves para acceder al contenido secreto. Sin embargo, un grupo de personas en facebook se habían organizado para investigar el enigma, tal como contamos más abajo.

Sobre el símbolo

El emblema o logotipo que muestra la imagen la componen un borde de serpiente circular que contiene la estrella de David, y en el interior de esta, un círculo, además de incluir los siguientes textos en latin: “OMNIA IN OMNIBUS” y “HEN TO PAN”, cuya traducción significa “Todo en todos” y “todo es uno”.

La serpiente que se come la cola’ es un uróboros, un símbolo que muestra a un animal serpentiforme que engulle su propia cola y que conforma, con su cuerpo, una forma circular. El uróboros simboliza el ciclo eterno de las cosas, también el esfuerzo eterno, la lucha eterna o bien el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo.

El símbolo que representa un hexagrama, está considerado por los cristianos y judíos como la estrella de David, un rey israelita, sucesor de Saúl y segundo monarca del Reino de Israel, sin embargo, es uno de los símbolos preferidos y más poderosos para los satanistas. En Baibolina se hacía referencia al Dios Sol, al incluir el hexagrama en un círculo. En algunos destacados libros de simbología, se habla de este símbolo como un emblema pagano que no tiene nada que ver con el Dios de Israel, a pesar de que estos lo adoptaran como tal, ya que se muestra en acciones religiosas con sacrificios humanos.

Los ocultistas, por su parte, asocian este hexágono con el templo Druida del Sol en Stonehenge, afirmando que se trata de una unión satánica que no debe ser ignorada, una evidencia simbólica que la acerca a la religión antigua de la Serpiente. Los estudiosos de simbología hablan de que el dios Sol, Shemesh en hebreo, es adorado en la persona de Lucifer, portador de la luz y el único preparado para instruir a la humanidad en el misterio de la iniquidad, convirtiendo estas imágenes en símbolo de la más alta religión satánica sobre la tierra, el trono de la Serpiente.

El enigma lleva hasta la Iglesia de San Miguel

Sea como fuere, el enigma de las extrañas pegatinas está dando que hablar en la ciudad de Jerez, desconociéndose si se trata de una especie de juego de unos fanáticos del rol o de una acción de marketing de algún comercio situado en el centro de Jerez.

MIRA Jerez ha podido saber por fuentes cercanas que otra llave descubierta apareció en un árbol de la Alameda Vieja, y contenía, como se ha reflejado anteriormente, una etiqueta con una contraseña para entrar a una sección privada de la pagina web. Las personas que siguieron los pasos descubrieron que si se unían las calles de alrededor de la iglesia de San Miguel se forma una estrella de cinco puntas.

La contraseña que contenía era la numeración 0112358, al incluirla indicaba un mensaje: “Enhorabuena, has completado el primer giro del Laberinto. Te felicitamos. Aunque el final parezca cercano, aún hay mucho por hacer Tienes ante ti la férrea pista de un nuevo enigma. Haz como el guardián de las Clavículas áureas, visita su morada y busca la verdad Solo así abrirás la puerta al renacer del enigma”.

Con esos datos encontraron otro código Bidi en la Iglesia de San Pedro, descubriendo que la segunda contraseña era la misma que la anterior, que al introducirla en la web aparecía el siguiente mensaje: “Desde la Estrella Imperfecta protegida por el Guardián del Cielo, traza una línea recta al cuadrado mayor de la urbe, cenobio de tiempos pasados y presentes. Allí te recibirá el cuaternario y su egregio y albo porte. Pide consejo y serás recompensado. El centro de todo presto aguarda”.

Estos mensajes llevaban directamente a La Cartuja, donde al acudir encontraron escondido bajo un banco un sobre con un enigma y una carta del Tarot, la número 13 que representa a la muerte, a la cual acompañaba un nuevo mensaje.

Con toda esta información descubrieron que los datos le llevaban hacia el retablo de ánimas benditas de la Iglesia de San Miguel, el cual está repleto de calaveras de bronce.

Al acudir allí encontraron un nuevo código. Las fuentes internas de este grupo de investigadores del enigma en Jerez, informan que “es muy probable que se trate de una sociedad secreta, posiblemente relacionada con la masonería”.