Los Claustros de Santo Domingo acogerán la primera exposición de pintura en tres dimensiones a partir del próximo viernes, día 7 de marzo. La muestra consiste en una selección de la obra del popular pintor jerezano Carlos González Ragel, ‘padre’ de la denominada esqueletomaquia y reconocido nacional e internacionalmente. Está coordinada por la empresa audiovisual Volumétrica 3D, la familia Ragel, y cuenta con el apoyo institucional del Ayuntamiento de Jerez, Sharp, La Caixa, González Byass, Stereal 3D y la Asociación Jerezana de Amigos del Archivo.

En un ejercicio de fusión de la más honda tradición cultural española y las nuevas tecnologías, el espectador podrá admirar la obra costumbrista de Carlos González Ragel a través de 40 lienzos en 3D y 5 pantallas de TV 3D, de última generación, en la que se mostrarán 29 cuadros más. Todo ello permitirá a los visitantes descubrir y adentrarse en un mundo onírico y macabro, en el que los esqueletos del pintor jerezano parecen cobrar vida.

Desconocido para las nuevas generaciones, la exposición ‘Carlos González Ragel 3D: arte en los huesos’, será la primera muestra que se realiza en Jerez desde que el pintor falleciera en 1969 en Ciempozuelos. Las obras estarán agrupadas en temáticas que mostrarán la evolución pictórica de Ragel, un artista cuyas filias y fobias impulsaron su creatividad hasta la gloria, para luego condenarlo al ostracismo, la penuria y el aislamiento social.

Con esta exposición, Jerez podrá redescubrir la obra de Ragel de una manera nunca vista hasta ahora. La exposición nos permitirá aunar lo mejor de dos mundos: la vanguardia pictórica representada por Carlos González Ragel durante los inicios del siglo pasado, con la vanguardia tecnológica actual que supone el 3D.

La exposición de Volumétrica 3D, empresa audiovisual creada por dos jóvenes emprendedores, uno de ellos jerezano, no es una exposición al uso, sino que supondrá toda una experiencia sensorial para el visitante. El horario de visitas será de martes a viernes, de 10 a 14 y de 17 a 20 horas, Los sábados y domingos estará abierta la muestra de 10 a 14,30 horas.

Carlos González Ragel

Expuso con tan sólo 32 años, en 1931, en el Museo de Arte Moderno de Madrid. Esta muestra le supuso tomar la alternativa artística en una plaza complicada. Lo hizo mostrando lo que el ojo no puede ver: esqueletos. Esqueletos de personas conocidas, como el conocidísimo Belmonte, y esqueletos de un puñado de personajes anónimos que, así, sin mostrar ni un gramo de carne, a lomos de un caballo, todo hueso también, o vestidos con trajes de lunares, servían para reivindicar la vida en la muerte y anticipar la muerte en la vida. Sin dramatismo. Con ironía.

Su estilo pictórico, la Esqueletomaquia, lo consagró como referente del humorismo en España y fuera de nuestras fronteras. En 1937 expuso en Sevilla, y en 1942 en el Palace de Madrid. Tras su muerte en 1969, su obra se expuso en 2007 y 2008, junto a la de Picasso, Dalí, Manet y Degás, en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Madrid y en París, donde se presentó en el Petit Palais, Musée des Baux Arts de la Ville.