La alcaldesa, María José García-Pelayo, ha firmado hoy el protocolo de colaboración remitido por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte para la cesión de la bodega de la calle Ponce para la nueva ubicación de la Escuela de Idiomas. Dicho documento, que será remitido de vuelta a la Junta de Andalucía, supone la culminación de las tramitaciones necesarias para que la Escuela de Idiomas pueda ser trasladada a su nueva sede, un edificio moderno y adaptado a sus necesidades tras la reforma acometida por el Ayuntamiento, y que culminó en abril de 2013.

Una vez firmado el protocolo, desde el Gobierno municipal se insta a la Consejería a agilizar el traslado de la Escuela de Idiomas a su nueva ubicación, dado que se trata de una demanda histórica de su comunidad educativa por las condiciones en las que se encuentran actualmente en la calle Taxdirt. La delegada de Educación y Juventud, Lidia Menacho, señala que “este Ayuntamiento ha cumplido en todos sus compromisos con la Escuela de Idiomas. Hemos desbloqueado la obra, la hemos asumido, hemos estado instando a la Junta a que se firmase el documento que considerasen oportuno para cederles el espacio. El traslado ya no puede esperar más, las instalaciones están obsoletas para la enseñanza de idiomas además de que se han quedado pequeñas para la alta demanda de estos estudios”.

La delegada ha recordado que la rehabilitación de la antigua bodega de la calle Ponce es uno de los proyectos desbloqueados por este equipo de Gobierno, y que se encontraban paralizados por los desvíos de fondos del Plan E. En este sentido, ha subrayado el trabajo y el esfuerzo que se ha realizado para que se culminaran unas obras desde el principio se han considerado prioritarias.

Fue en la Junta de Gobierno Local celebrada el 20 de julio de 2012 cuando se adjudicó la terminación de las obras a PRINUR SAU. Cuando el Gobierno municipal inició la actual legislatura, el proyecto se encontraba ejecutado al 25% y sólo se había pagado el 8% del presupuesto que ascendía a 1,7 millones de euros.

Una vez finalizadas las obras en el pasado mes de abril, en junio de 2013, el Ayuntamiento remitió a la Junta de Andalucía una propuesta de convenio para la cesión del edificio. Tras los cambios de estructura de la propia Consejería de Educación, fue el pasado 17 de enero cuando el Ayuntamiento recibió la confirmación de que los servicios jurídicos de la Consejería habían elaborado un protocolo tomando como base el convenio propuesto por el Ayuntamiento.