El central reconoce que “después de mucho tiempo de trabajo, ahora se está asimilando lo que el míster quiere”

A pesar de que hace sólo unos días que cumplió 37 años, Romerito continúa dando muestras de profesionalidad en cada partido y en cada entrenamiento. El futbolista del Xerez Deportivo es desde el primero de los encuentros una de las piezas fundamentales del esquema de juego de Carlos Orúe y por eso valora que en el arranque de la segunda vuelta se estén viendo los frutos que buscaba el cuerpo técnico: “Después de mucho tiempo de trabajo, ahora se están asimilando los conceptos ya que no era fácil. Además, el equipo está teniendo más movilidad y se encuentra mucho mejor. Todo se debe a que la gente sabe que tienen que estar concentrados en el trabajo y dar el 100% en todos los partidos”.

Pese a todo, el espigado jugador prefiere que no se dispare la euforia pues, teniendo en cuenta que el calendario se empina en las próximas semanas, quiere saber “si se podrá hacer ahora lo mismo con los equipos a los que nos vamos a enfrentar, que son más fuertes. Este domingo nos medimos al segundo, pero si hacemos el mismo trabajo creo que se pueden lograr los mismos resultados”. El San Fernando B ya lo puso muy difícil en Chapín, por eso Romerito considera que el de este domingo “es de los partidos más complicado que nos quedan, aunque cuando venga Guadiaro a Chapín pienso que también será difícil. Lo bueno es que este fin de semana jugamos en un campo que es grande y que está en buenas condiciones. Podría ser un encuentro bonito para la gente. Nosotros trataremos de sacar los tres puntos”.

La posición de central, y en contadas veces la de medio centro, están siendo las más utilizadas por un Romerito que se está mostrando especialmente goleador: “No he metido tantos goles en mi vida, aunque hay que tener presente que estamos en la última categoría del fútbol español. Lo importante es que el equipo siga ganando y que la gente disfrute de los partidos”.