Todo sea por una foto y un titular

“Eso de que ganen los españoles en calidad de vida no debe estar en su ideario”

La nueva política llegó con una alentadora tarjeta de visita, que postulaba devolver a los ciudadanos la confianza en la política, por ende, en la nueva clase política, o lo que es lo mismo en Podemos y en sus dirigentes. La vieja política, decían y dicen, era casposa y su mayor logro fue cometer errores contra la ciudadanía, que según su criterio, son obreros.

Vinieron con marchamo de trasparencia, buen hacer, pulcritud, aire limpio y honradez, aunque poco tiempo después se ha demostrado que los próceres de la nueva política son humanos, cometen los mismos errores de el común de los mortales y que a la hora de ser incoherentes son la incoherencia pura.

Es difícil que los ciudadanos se puedan tomar en serio la nueva política que propugna Podemos cuándo sus líderes se dedican a salir en la foto, posar para las televisiones y proponer titulares grandes por asuntos pequeños con un único fin, tratar de ganar votos por su derecha y por su izquierda. Eso de que ganen los españoles en calidad de vida no debe estar en su ideario.

A los de Podemos les ha dado ahora por las mociones de censura. Planean una contra Rajoy por ser supuestamente el jefe de la corrupción institucionalizada. Contra Cristina Cifuentes por ser la jefa en Madrid de los corruptos y, además, dejan entrever una en Andalucía contra Susana Díaz no se sabe muy bien por qué.

Pablo Iglesias y sus mariachis deben pensar que las mociones de censura se pueden comprar en cualquier tienda de barrio y al peso, y si no salen adelante, siempre pueden poner en marcha otra. Todo sea con tal de salir en la foto, abrir los informativos de las distintas cadenas de televisión y los partes de las cadenas de radio.

Sus propuestas de derrocamiento del poder establecido son tan endebles, que no pasan de cuarto y mitad de una moción de censura, pírrica escenografía para algo tan serio como debe ser España y sus dirigentes políticos. Actores principales que con actitudes como las de Podemos tan sólo consiguen alejarse más y más de la ciudadanía.