Afirma que el Gobierno del PP cumple su palabra y su compromiso electoral

  • El diputado nacional afirma que tres de cada cuatro jerezanos se benefician de una rebaja del 23 por ciento en el IRPF como mínimo, con la que el PP devuelve los esfuerzos y sacrificios de años anteriores.
  • Romero explica que aquellos contribuyentes que declaren menos de 12.000 euros anuales, “no van a tener que pagar nada”, y los que declaren menos de 18.000 euros anuales van a beneficiarse de una rebaja anual del 31% y los que declaren menos de 24.000 euros al año van a favorecerse de una rebaja anual del 23%.

El diputado nacional del Partido Popular, Aurelio Romero, ha valorado como muy positiva para Jerez la decisión del Gobierno de Rajoy de bajar los impuestos, cumpliendo así el presidente Rajoy su palabra y su compromiso electoral.

Romero ha destacado que la bajada de impuestos del Gobierno favorece a las familias y a las rentas más bajas de Jerez, explicando que tres de cada cuatro jerezanos se benefician, desde el pasado 1 de enero, de una rebaja del 23 por ciento en el IRPF como mínimo, con la que el PP devuelve los esfuerzos y sacrificios de estos años de crisis para salvar la situación económica del país, “a lo que se suma –ha añadido- la revalorización de las pensiones que ya son efectivas también”.

El diputado ha señalado que la bajada de impuestos “ya es efectiva”, favoreciendo a las familias -especialmente a las “rentas más bajas”-, a autónomos y pymes de Jerez y la provincia”.

Romero ha detallado que aquellos contribuyentes jerezanos que declaren menos de 12.000 euros anuales, “no van a tener que pagar nada”. Asimismo, aquellos contribuyentes que declaren menos de 18.000 euros anuales van a beneficiarse de una rebaja anual del 31% y los que declaren menos de 24.000 euros al año van a favorecerse de una rebaja anual del 23%.

Asimismo, el dirigente popular ha dicho que “por primera vez en cinco años, el Gobierno de la Nación no subirá las tarifas del peaje de las autopistas en 2015”, una nueva medida “en beneficio del ahorro de las familias y a favor de la actividad económica”.

Romero ha resaltado también los “beneficios sociales” de la reforma fiscal, detallando las ayudas de 100 euros al mes para madres trabajadoras, para familias con hijos, para familias con padres o abuelos con discapacidad, para familias numerosas y con categoría especial y el aumento de las deducciones por hijos, padres o abuelos con discapacidad.

“Estas deducciones –ha comentado- podrán ser acumulables hasta un total de 6.000 euros anuales”, lo que califica como “una aportación histórica en beneficios de las familias jerezanas”.

 Por otro lado, Romero ha apuntado que otros de los sectores beneficiados son los autónomos, con medidas importantes de carácter general y especialmente para los que declaran menos 12.000 euros año. Así, para el tipo general, la bajada de retenciones pasa del 21 al 19%, y para aquellos autónomos que declaren menos de 12.000 euros al año, la rebaja será del 21 al 15%, una medida que “ya se aplica desde el pasado julio”, suponiendo un ahorro de 300 euros en 2014 y de 600 euros en 2015. A ello, se suma la bajada de 5 puntos en el impuesto de sociedad, pasando del 30 al 25% y que podría bajar hasta el 20%, lo que va a beneficiar a 15.000 empresas en la provincia, así como una fiscalidad reducida del 15% para nuevos emprendedores.

El diputado jerezano ha hecho hincapié en que la bajada de impuestos del Gobierno favorece a las familias y a las rentas más bajas, mientras que el bipartito PSOE-IU de la Junta de Andalucía no aceptó la reforma fiscal del PP para Andalucía, que hubiese supuesto 45 millones de ahorro para las familias de la provincia.

Por último, ha recordado que la propuesta presentada por Juanma Moreno contemplaba “la bajada de los tramos autonómicos del IRPF que permitirá ahorrar una media de 400 euros a los bolsillos de los jerezanos”, así como “deducciones a familias numerosas, reducciones por gastos de guardería, por adquisición de libros y material incluyendo a universitarios, deducciones en el pago de intereses de préstamos para post grados, por inversión en vivienda habitual en núcleos rurales, o bajadas de los impuestos de sucesiones y transmisiones, entre otros”.