Un error de procedimiento ha causado la acusación en Pakistán de planificar un asesinato, amenazar a la Policía e interferir en asuntos de Estado a un bebé de sólo nueve meses. El pequeño ha sido puesto en libertad bajo fianza, mientras el país vive una gran consternación tras el evidente fallo de las autoridades.

Un bebé paquistaní de nueve meses terminó siendo acusado de planificar un asesinato, amenazar a la Policía e interferir en asuntos del Estado por un error de procedimiento que ha causado consternación en las autoridades del país.

El pequeño, Mohamed Mosa Khan, forma parte en estos momentos de un grupo de 30 detenidos acusados de robar gas en la ciudad de Lahore (este del país) y que comparecen en el tribunal acusados de lanzar piedras a los agentes de Policía que intentaron detenerles, según el diario paquistaní ‘The News’.

El pequeño, que compareció en el tribunal junto a su padre, ha sido puesto en libertad bajo fianza y su caso se ha aplazado hasta el próximo 12 de abril.

Los cargos presentados contra el pequeño han alarmado al ministro principal del estado de Punjab, Muhammad Shahbaz Sharif, que ha pedido al inspector general de la Policía de la provincia una aclaración inmediata y que tome “severas medidas” contra los oficiales que llevaron el caso.

De hecho, el subintendente adjunto, responsable de presentar los cargos, ya ha sido suspendido, según el diario paquistaní ‘The Nation’.

  • Pedro

    Los policías no pensaron la gilipollez de detener a un bebé?????