Con esta medida se podrán finalizar los trabajos de reurbanización de la plaza

El reciente traslado de los comerciantes que ocupaban los puestos del antiguo Mercado de Abastos de Federico Mayo a las nuevas instalaciones del Mercado “Jerez Sur” ha permitido que se iniciaran las labores de demolición del edificio del antiguo mercado, que culminaron ayer. Estos trabajos se están llevando a cabo en el marco del Plan Iniciativa Urbana-Jerez Sur, proyecto cofinanciado por la Unión Europea en un 80% con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y un 20% por el Ayuntamiento.

En este sentido, el delegado de Participación y Coordinación de Distritos, José Galvín, ha destacado que “damos un pasito más para que puedan continuar unas obras que supondrán una importante mejora en la calidad de vida de los vecinos del Distrito Sur, ya que una vez que concluyan los trabajos contaremos con una plaza remodelada que permitirá la instalación del mercadillo ambulante y en la que los vecinos podrán disfrutar de una zona de esparcimiento y ocio tanto para los más jóvenes como para los mayores”.

Hay que recordar que la ejecución del proyecto municipal de demolición del antiguo mercado no ha podido realizarse antes porque no se había producido aún el traslado de los comerciantes al nuevo mercado. No obstante, “la empresa comenzó a realizar todos aquellos trabajos que eran posible llevar a cabo al margen del derribo del mercado, por tanto, hemos ido adelantando las actuaciones para retrasar lo mínimo la finalización de las obras”, explica José Galvín.

Este proyecto contempla el derribo del antiguo mercado, con una superficie de 473,85 metros cuadrados, y la reurbanización completa de la plaza. La actuación más importante que ya se ha acometido es la peatonalización de uno de los viales, en concreto el de la calle Pedro Sepúlveda, lo que permitirá mayor seguridad tanto en la salida del colegio como en el nuevo mercado “Jerez Sur”.

En el espacio que ha dejado libre la demolición del antiguo mercado se habilitará una zona peatonal que contará con espacio de juegos para los más pequeños y una zona de estancia con vegetación y bancos. La otra mitad queda libre de cualquier mobiliario urbano para permitir la instalación del mercadillo itinerante, que tradicionalmente se ubica en esta zona de la ciudad, así como un escenario para la realización de actividades de ocio y culturales.

Estos trabajos, que están siendo llevados a cabo por la empresa INCOC S.L., cuenta con un presupuesto de 329.170 euros y está previsto que finalicen a mediados de enero.