Antonio Saldaña y Javier Durá han visitado las obras junto al Sindicato Independiente de la Policía Local (SIP) para hacer un seguimiento de las mismas, ejecutadas casi al 90 por ciento

  • Saldaña y Durá han recordado que “gracias al Gobierno Central están obras se han desbloqueado” y que “la dotación de los mejores medios para la Policía Local ha sido prioridad de este Gobierno desde el principio”
  • El SIP ha valorado positivamente “la distribución interna del edificio para los cometidos policiales, su ubicación estratégica y su comodidad para los ciudadanos”

El primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, y el segundo teniente de alcalde y delegado de Personal y Seguridad, Javier Durá, han visitado las obras de la nueva Jefatura de la Policía Local ubicadas en La Asunción,  en atención a la petición del Sindicato Independiente de la Policía Local (SIP) de conocer las nuevas dependencias y su distribución interna.

Por parte del SIP han asistido David Gutiérrez, Javier Romero y Miguel Peña, representantes sindicales así como Gabriel Cordones, portavoz, junto a varios agentes pertenecientes al mismo. De igual modo, han asistido técnicos de la Delegación de Urbanismo que han explicado el desarrollo de las obras, ejecutadas casi al 90 por ciento, por lo que se encuentran actualmente en su última fase de ejecución.

Entre las actuaciones pendientes, figuran acabados exteriores e interiores, así como parte de las instalaciones en general, pintura y labores de carpintería interior.

Cabe recordar que esta actuación fue uno de los proyectos desbloqueados por el Gobierno municipal en la presente legislatura, y va a dar  va a dar respuesta a una demanda histórica del cuerpo de Policía Local, que lleva años reivindicando unas instalaciones dignas y adecuadas a su labor profesional.

Como han señalado Antonio Saldaña y Javier Durá, la reactivación de estas obras, que se paralizaron por el desvío de fondos del Plan E que hizo el anterior gobierno del PSOE,  ha sido posible gracias al impulso que ha dado al proyecto el Gobierno Central al dotarlo de presupuesto. “Las obras se retomaron  gracias a que el Gobierno del Partido Popular ha desbloqueado su ejecución. Se trata de un edificio funcional, ubicado en un lugar estratégico de la ciudad y cómodo tanto en los accesos como en sus dependencias”.

DOTAR A LA POLICÍA LOCAL DE LOS MEDIOS NECESARIOS, PRIORIDAD

Del mismo modo, Saldaña y Durá han recordado que “desde el primer momento de la legislatura ha sido prioridad para este Gobierno dotar a la Policía Local de los medios necesarios para la prestación del servicio en las mejores condiciones. Hemos ido renovando paulatinamente la flota de vehículos, tanto de coches-patrulla como de motocicletas y furgoneta de atestados, y dado también el impulso necesario desde el Gobierno local para desbloquear la paralización de las obras de la nueva Jefatura”.

Por su parte, el portavoz del Sindicato Independiente de la Policía Local (SIP), Gabriel Cordones, ha destacado que “la impresión que nos llevamos es bastante positiva. Es una Jefatura que está muy bien adaptada a las necesidades de nuestro trabajo y también es bastante cómoda para los ciudadanos. Nos parece muy adecuada y funcional su distribución interna para los distintos cometidos que tenemos como Policías Locales y su ubicación en la ciudad es muy operativa al no encontrarse en las afueras”.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El edificio de la Jefatura de Policía Local se está construyendo en una parcela de 5.116, metros cuadrados de los cuales, unos 2.000 son espacios libres públicos a urbanizar. La nueva sede tendrá una superficie construida de 4.240 metros cuadrados, dividida en tres plantas, sótano, baja y primera.

Los usos específicos, asignados en función de las necesidades aportadas por la Policía Local,  se han agrupado en zonas concretas, garantizándose las medidas de control y seguridad.

La planta sótano, con 1.458 metros cuadrados construidos, está destinada a zonas de servicio y aparcamiento de vehículos, e incluye salas de archivo, almacén, talleres o dispensario de emisoras.

Con 1.383,43 metros cuadrados, la planta baja comprende las zonas de atención al ciudadano y otras que requieren de una mayor facilidad de acceso por parte del personal; en esta planta se localizarán el porche de acceso, control de entrada, sala de espera, oficina de objetos perdidos, inspección de guardia, sala de sindicatos, vestuarios, gimnasio, estancia para vigilantes municipales o protección civil, o los calabozos, entre otras dependencias.

En cuanto a la planta primera, tendrá una superficie construida de 1.373,84 m2 construidos y se destinará íntegramente a usos administrativos, incluyendo despachos tanto de reuniones como de jefes de departamentos, despachos para jefe de Policía y de director de área, gabinetes de personal y de seguridad vial, entre otras dependencias.