Representantes de esta organización política se reúnen con afectadas jerezanas por el cambio de modelo de la Junta en la contratación de los monitores administrativos, el cual ha dejado “tirados y en la calle” a más de 30 jerezanos y a más de 90 personas en toda la provincia; Rocío Montero reclama a la Junta que “rectifique ya” y devuelva a estas personas a sus puestos, en algunos casos con muchos años de antigüedad, en condiciones dignas ya que hasta ahora cobraban 4 euros la hora

 

Foro Ciudadano de Jerez llevará a los próximos plenos ordinarios del presente mes de marzo de Ayuntamiento y Diputación la situación que está sufriendo el colectivo de monitoras administrativas que la Junta de Andalucía ha despedido de los colegios para ser sustituidas por desempleados de larga duración, aunque “sin experiencia” en tareas claves como el proceso de escolarización. Esta situación ha provocado, aparte del perjuicio para estas trabajadoras que en muchos casos fueron contratadas en septiembre y despedidas injustamente en noviembre pasado, un colapso en la escolarización en los 32 centros educativos públicos de la ciudad. De ahí que, como ha anunciado la portavoz institucional de Foro, Rocío Montero, “es necesario instar cuanto antes a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte a que articule los mecanismos necesarios para rectificar ya y que estas personas regresen a sus puestos de trabajo tal y como estaba comprometido y en las condiciones más dignas posibles, y centre los planes de choque para desempleados de larga duración en otras funciones y tareas”. En la reunión, en la que también han estado presentes el portavoz de esta organización política, Raúl Ramírez, y el concejal Manuel Rosa, una representación de los más de 30 afectados en Jerez ha reclamado una “solución urgente” ante la precaria situación en la que se les deja: “totalmente tirados y en la calle”.

Y es que, como ha explicado la portavoz de las afectadas, Rocío Guitarte, las monitoras despedidas (en torno al 80% de estos empleados es mujer) estaban contratadas por empresas de trabajo temporal que les pagaban “unos míseros cuatro euros la hora, por lo que con suerte llegaban a los 470 euros al mes de sueldo”. De hecho, la propia Junta ha llegado a reconocer que estas personas prácticamente trabajaban en “condiciones de explotación, pero su solución ha sido rescatar el servicio prestado por empresas externos y acometer directamente la contratación del personal valorando únicamente que los que accedan a los puestos de trabajo sean parados de larga duración”. “Tenemos el apoyo de muchos directores de centros que incluso nos llaman a diario para pedirnos ayuda porque las que conocemos todo el proceso administrativo somos nosotras”, ha dicho. Desde Foro Ciudadano se ha reclamado con insistencia al Gobierno andaluz que “se tengan en cuenta los derechos adquiridos por estas empleadas, las cuales son rehenes del caos generado por las empresas a las que la Junta decidió adjudicar la prestación en procesos que fueron muy criticados hace años”.

El cambio de modelo ha supuesto, han denunciado las afectadas, que un total de 840 monitores, algunos de ellos con ocho años de antigüedad en el puesto, hayan perdido el empleo, con el agravante de que muchos de ellos fueron despedidos en noviembre, por lo que no son parados de larga duración como exige la Junta, y además en algunos casos carecen de la titulación que la Consejería de Educación exige ahora para pujar por una de las plazas. En este sentido, Rocío Montero ha avanzado que registrarán sendas propuestas para que sean elevadas a los plenos de Ayuntamiento y Diputación con el objetivo de instar a la Junta de Andalucía a que “corrija” una decisión “injusta y caótica, no sólo para los cientos y cientos de trabajadores afectados sino también para todo el proceso de escolarización, que se abrió el pasado lunes y que está siendo desastroso en la práctica totalidad de los centros públicos”.